El Movimiento Popular La Dignidad comenzó desde este lunes a controlar precios y abastecimiento de productos del programa “Precios Justos” en supermercados de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.

Desde esa organización social, señalaron que el objetivo es verificar que los más de 1800 productos incluidos en el acuerdo de precios entre el gobierno y los supermercados, aparezcan en las góndolas. Hasta el momento, constataron que en 125 supermercados del AMBA hay faltante de productos tales como el aceite, arroz, rollos de cocina, y puré de tomate.

Rafael Klejzer, dirigente de la organización social, explicó que la modalidad adoptada por los supermercados implica guardar los productos incluidos en Precios Cuidados para especular con su valor a largo plazo. A modo de ejemplo, sostuvo: “El aceite de la marca Natura, que en góndola debería estar $270, no está, pero en el negocio de cercanía está a $800. Vemos que el problema no es de stock, sino de especulación”.

“El aceite tiene un fideicomiso, reciben subsidios y así y todo no cumplen. Frente a la emergencia del aumento general de precios, el programa es correcto como idea, pero no se cumple. Nuestros datos muestran que hay un incumplimiento del 40% en la ciudad de Buenos Aires ”, agregó.

El referente, a su vez, remarcó que “el control de precios que hacemos es independiente de la Secretaría de Comercio porque queremos tener la máxima libertad e independencia para hacer de los datos un insumo que sirva para una política pública que permita desconcentrar el mercado de alimentos. Tanto el gobierno de la CABA como el nacional saben lo que pasa, el problema es que después, en el palacio, se juntan en una mesa chica la Secretaría de Comercio, 20 empresas y cinco cadenas de supermercados y todo queda reducido a esa mesa. Nosotros queremos sacar eso del palacio, llevarlo a la calle, que haya condena social, movilización, que se desaten las cosas por abajo porque si no termina siendo un circo”.

Klejzer, por otro lado, destacó que existen otras propuestas para controlar la inflación: “Aplicar la ley de abastecimiento debería ser central, que se vote el proyecto de ley de la creación de 400 mercados centrales en todo el país, un Procrear rural para que los pequeños productores puedan tener la tierra y no arrendar, son herramientas que tiene el Estado, pero no hay voluntad política de desconcentrar el mercado de comida”.

En ese sentido, recordó que su espacio decidió dejar su lugar dentro del gobierno nacional “por la ineficiencia política por desconcentrar”, y aseguró: “Acá hay una corriente peronista vencida que negocia entre cuatro o cinco tipos. Hay 20 empresas productoras de alimentos que manejan el 60% de lo que comemos en Argentina, de las cuales el 85% son extranjeras. Esa extranjerización significa que necesitan dólares para enviarlo a sus casas matrices, es una perversidad. Tienen de rehén a la mesa de los argentinos, y la demanda de dólares es tomando deuda o con diferencia positiva a la balanza comercial, es decir, tenemos una economía en función de las necesidades de las empresas extranjeras”.

Para finalizar, criticó la gestión de la coalición gobernante: “El Frente de Todos tenía otro programa. Se han quedado en el gobierno aquellos que hacen el ajuste”. Y cerró: “No concuerdo con esa máxima que dice que el peor de los nuestros es mejor que el adversario”.

Noticia relacionada:

Organizaciones sociales comienzan el relevamiento de “Precios Justos”

Fuente: Radiográfrica

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Curros derechos y humanos

En el mes de la Memoria, Mauricio Macri despidió con dolor a Blaquier, pata civil de la di