Un nuevo relevamiento del Observatorio Social del Transporte (OST) indica “una caída sustancial de las frecuencias” en el último año, y una encuesta señala que del 60 por ciento que usaba el servicio ahora sólo lo hace el 55,2.

El concejal Eduardo Toniolli expuso los resultados del último relevamiento realizado por el OST en la calle –en el que se analizaron frecuencias y calidad de las unidades–, y los números de una encuesta de satisfacción a usuarios efectuada por la consultora Inmediata entre los días 12 y 15 del corriente año.

El edil justicialista señaló que la medición callejera –realizada el 6 de febrero entre las 14 y las 19– arrojó “una caída sustancial de las frecuencias con respecto a febrero del 2018, que corrobora con números concretos lo que denunciamos hace un mes, con respecto al retiro de servicios que -con aval del Ente de la Movilidad- llega en algunas líneas al 20 por ciento menos de unidades circulando”. “Eso genera que hayamos detectado baches recurrentes de más de 30 minutos entre unidades en 10 de las 23 líneas relevadas, con algunos casos extremos como los del 106 negro y el 112 rojo –con esperas de casi 50 minutos–, o el 106 rojo -con una espera de 81 minutos-“, agregó Toniolli, y remató al respecto: “estamos hablando de un horario pico, cuando en muchos casos los usuarios salen de trabajar y se dirigen a sus casas”.

En referencia a las características de los coches, el concejal señaló que “salvo en Rosario Bus, que no evidencia mejoras en su flota, en las otras empresas hemos detectado –en comparación con la medición de febrero del año pasado– la incorporación de unidades climatizadas y de piso bajo”, aunque aclaró que “aún así se está incumpliendo el pliego, que establecía claramente que al momento de entrar en vigencia el 100 por ciento de las unidades del sistema debían tener esas características, y no preveía ninguna progresividad en su aplicación”.

Encuesta a usuarios: el 73,3 por ciento no ve mejoras

Con respecto a la encuesta realizada a 386 personas por la consultora Inmediata, Toniolli señaló que “lo primero que llama la atención es que sólo el 55,2 por ciento de los consultados declaró ser usuario habitual del transporte público, cuando en noviembre del año pasado ese número era del 60 por ciento, acompañando una caída sostenida desde el 2016 cuando empezamos a realizar estos sondeos”.

La encuesta refleja los habituales reclamos de los usuarios del transporte: el 72 por ciento de los consultados se mostró poco o nada satisfecho con las frecuencias, y el 64 por ciento poco o nada satisfecho con la falta de comodidad con la que se viaja. En sentido inverso, el ítem más valorado fue el del trato de los choferes: el 60 por ciento dijo estar muy satisfecho.

Con respecto a la evaluación general del servicio, Toniolli reveló que “el 73,3 por ciento de los usuarios consultados expresó que viaja peor o igual que hace un año, y solamente un 26,7 por ciento afirmó que se viaja mejor”, y consideró que esos números “están muy lejos de reflejar las bondades que la Municipalidad le asigna al nuevo sistema de transporte, bondades que los vecinos de Rosario aún no conocen ni pueden disfrutar”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Filosofía, carrera estratégica para el desarrollo del país

Este año, el Programa Nacional de Becas Manuel Belgrano sumó estos estudios considerados p