El dirigente radical, Federico Storani, afirmó que el revés electoral en Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti se impuso por amplio margen y el peronismo le arrebató a la UCR la capital provincial, fue “una suerte de castigo al proceso”.

“Lo que ocurrió en Córdoba es una tragedia política para el radicalismo. El proceso previo a la elección fue desgraciado, lleno de desinteligencias que pudieron haberse evitado. Era difícil ganar la elección unidos y mucho más difícil divididos”, afirmó Storani.

El candidato de la UCR fue Ramón Mestre (que fue por afuera de Cambiemos) y quedó tercero, con apenas 10,94 por ciento de los votos. El macrista Mario Negri se quedó con el segundo puesto, pero ambos muy lejos del ganador Juan Schiaretti, del peronismo.

El dirigente bonaerense indicó en declaraciones a Cadena 3 que “es un voto castigo por todo el proceso” previo a los comicios provinciales para el oficialismo. “Es un golpe muy duro para el radicalismo, en una provincia con una historia poderosa. Además, en cierto modo se ratificó ese sentido de identidad en elecciones municipales (previas a la de este domingo), pero esto es otro tema. Hay una suerte de castigo al proceso”, agregó.

El ex Ministro del Interior volvió a reclamar que se traten de “reformular las reglas de juego dentro de Cambiemos, porque sino no tiene sentido la continuidad” de su espacio dentro de esa alianza que también integran el PRO y la Coalición Cívica, entre otras fuerzas menores.

“Fuimos una coalición electoral exitosa, pero nunca una auténtica coalición de gobierno. Me parece que hubo mucha soberbia en el PRO. La exigencia es que haya primarias abiertas con garantías para competir”, dijo.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del