Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

“No pueden detener a un dirigente gremial. Tiene fueros”, reclamó este martes el titular del Sindicato de Mecánicos de Rosario (Smata), Marcelo Barros, al referirse a la situación del secretario gremial Román Moyano, apresado en medio de una protesta contra 23 despidos en la planta de Guerrero Motos de San Lorenzo.

El conflicto, que tiene en vilo a 23 trabajadores desde noviembre del año pasado, se profundizó las últimas horas, cuando varios de los empleados se encadenaron en el ingreso de la fábrica en reclamo de su reincorporación. Hasta allí habían llegado varios de los representantes sindicales del Smata Rosario, entre ellos Moyano.

“Moyano fue hasta el lugar (este martes), como otros dirigentes, luego de que los trabajadores decidieron avanzar con esta nueva medida que fue encadenarse, cansados de que no haya respuestas, de que los directivos de la empresa incumplan las convocatorias del Ministerio de Trabajo de la provincia”, explicó a Redacción Rosario Ernesto Rojas, secretario administrativo del Smata Rosario.

Rojas, quien se encontraba presente al momento de la detención, indicó que Moyano “sólo se acercó al lugar para ver qué pasaba y ahí nomás vino la policía y se lo llevaron”.

Moyano habría sido detenido por órdenes del fiscal Aquiles Balbis, presuntamente por “instigar” al bloqueo del portón según informaron a los trabajadores que llevaban adelante la protesta. La Justicia dispuso semanas atrás que no se debía bloquear el ingreso a la planta.

“La empresa no acató la conciliación obligatoria, ni tampoco vino a la audiencia y presentó un escrito denunciando al Ministerio y al gremio. Está claro que no se quieren sentar a discutir porque todo lo que hicieron es ilegal”, había afirmado Moyano horas antes de su detención. Desde la mañana de este martes el dirigente se encuentra detenido e incomunicado y este miércoles 11 será llevado a audiencia imputativa.

Román Moyano | Foto: Pregón

“Es insólito que un trabajador esté reclamando y lo detengan. La empresa incumplió con todo. Despidió a trabajadores sin causa, algo que no se puede, no fue a ninguna audiencia y ahora acusan a un dirigente gremial de instigador”, planteó este mismo martes, el secretario general de Smata, Marcelo Barros.

Barros señaló que “los despidos son injustificados y sin causas por parte de empresa”, y recordó que desde el Ministerio de Trabajo se dictó la conciliación obligatoria y se llamó a varias audiencias a las que los dueños de la firma no asistieron.

“No pueden detener a un dirigente gremial. Tiene fueros. Y la figura del instigador no se puede creer. Estamos llamando a todo el mundo para conseguir apoyo. En San Lorenzo pasan estas cosas”, agregó Barros.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Rechazan que la aplicación Uber se instale en Rosario

Después de mantener una reunión con la cámara de taxistas, desde la Municipalidad confirma