El estudio central de Radio Universidad fue denominado Juane Basso este lunes, Día de las y los Periodistas, luego de un acto oficial que contó con la presencia del rector Franco Bartolacci y de colegas del periodista y militante de derechos humanos.

Juan Emilio Basso Feresín fue cofundador del periódico El Eslabón, un proyecto iniciado por un grupo de estudiantes de Comunicación Social de la UNR y también fue cofundador de la cooperativa de prensa La Masa, militante de la agrupación Hijos y conductor del programa Noticias Piratas, emitido por años desde ese mismo estudio radial que ahora lleva su nombre.

Con la presencia de Franco Bartolacci, Tomás Labrador (Hijos Rosario), Santiago Garat y Guillermo Griecco (Cooperativa La Masa) se llevó a cabo además la firma por la creación del Instituto de Comunicación Popular Juane Basso, que busca ampliar la oferta de conocimiento en el ámbito de la comunicación y la formación política desde una perspectiva popular.

Foto: Javier García Alfaro

La propuesta, además de abordar distintas problemáticas de la comunicación social y política y una mirada clave crítica de las nuevas tecnologías, será la de amplificar el pensamiento de algunos autores que no son habituales en los planes de estudio como Juan José Hernández Arregui, Arturo Jauretche, Rodolfo Puiggrós, Raúl Scalabrini Ortiz, Silvio Frondizi, entre otros, que han aportado al acervo cultural del país. 

En el acto transmitido en vivo estuvieron presentes el rector de la UNR, Franco Bartolacci, los directores de Radio UNR María Inés Suidini y Marcelo Colman, referentes del Sindicato de Prensa Rosario, familiares y compañeros de Juane, entre otros. 

En un sentido discurso, Bartolacci expresó sus sensaciones de nombrar Juane Basso al estudio central de Radio Universidad. “Es un día muy importante para nuestra universidad, nos parecía muy oportuno en el contexto de este reconocimiento a los periodistas de la ciudad de Rosario, hacer un homenaje a Juane, que va mucho más allá de poner en valor lo que aportó al periodismo de nuestra ciudad, que con el tiempo no hemos tomado dimensión de lo que han hecho para aportar una mirada distinta, tan necesaria”.

Foto: Javier García Alfaro

En ese sentido el rector sostuvo: “A su vez, su historia vinculada a nuestra radio, nos parecía oportuno que el estudio de Radio UNR lleve su nombre, pero también el reconocimiento a su historia de vida. Es un reconocimiento de estricta justicia. En parte tiene que ver con poder abrazarnos en el dolor frente a una noticia inexplicable para todos y todas. Con poner en valor ese recorrido de Juane y mucho con hacernos cargo de ese legado, en ese testimonio de vida hay una hoja de ruta de lo que debemos, queremos y aspiramos ser, y queremos que la Universidad Nacional de Rosario asuma ese testimonio como una conducta de lo que hay que construir”.

“En este pequeño acto además de nombrar al estudio, firmamos un convenio para trabajar en la puesta en marcha de un Instituto de comunicación popular, que allí la UNR tiene mucho para aportar”, agregó por último. 

Por su parte, Suidini se mostró “muy contenta por llevar a cabo este acto tan significativo que podemos hacer en estos momentos que estamos pasando, y comentar cómo surgió la idea, que trajo Franco Bartolacci, en el contexto que estamos muy acostumbrados a nombrar nuestros espacios con nombres de docentes, pero en la radio, de la Universidad Nacional de Rosario, no había surgido y la radio es un medio público universitario donde Juane trabajaba hace mucho tiempo”.

Foto: Javier García Alfaro

En ese sentido, añadió: “Siempre tan gentil, buscó cómo sumar, cómo resolver y cómo llevar adelante sus convicciones, resulta un orgullo nombrar al estudio de Radio UNR, con el nombre de Juane”. Además, remarcó que “es muy importante este acto para la generaciones que vienen, bautizar con nombres y trayectorias los lugares”.

“Naturalizamos cuestiones, pero sabemos que las próximas generaciones preguntarán porqué se llama Juane Basso el estudio, y allí contaremos su historia y la huella que nos deja. Entiendo que es un posicionamiento de la UNR, y me parece muy interesante y un enorme orgullo para Radio UNR seguir recordando a Juane”, resaltó la máxima autoridad de la emisora.

A su turno, Edgardo Carmona, secretario general del Sindicato de Prensa Rosario, consideró que es “un día muy especial en el marco de una crisis enorme en el marco de una pandemia que ha modificado todas las actividades, no sólo la periodística, y realmente me gustaría que Juane estuviese acá, que estuviera vivo y que este homenaje se lo hiciéramos estando allí. No sé por qué a nuestra cabeza no le da la perspectiva para homenajear a los compañeros que marcan huella en vida. Sería bueno generar un cambio profundo en nuestra cultura y poder reconocerlos y que nos enseñen y transformarlos en un ejemplo en vida”.

Foto: Javier García Alfaro

En tanto, Carmona comentó: “Me sorprendí con la conformación del Instituto, me parece una idea genial, el tema de la comunicación popular merece un crecimiento, formación específica y realmente merecido el nombre del estudio de Radio UNR con el nombre de Juane Basso”. Y cerró: “Juane era un defensor profundo de la comunicación popular, de la comunicación distintiva. Ahora estamos más acostumbrados, pero cuando los puestos de trabajo en esta concentración feroz se van cerrando, las alternativas comunicacionales, la autogestión se presentan para poder seguir haciendo lo que amamos”.

Juane, presente

“Hace tan solo tres meses de la partida de Juane y cuesta mucho hablar de él en pasado”, admitió su compañera, abogada y querellante de causas por delitos de lesa humanidad Nadia Schujman, durante el homenaje. “Para todas las actividades que se piensan con relación a él, siempre digo que no somos los dueños de la memoria de Juane y se multiplicó en toda su militancia.

La referente de derechos humanos agregó al respecto que “tampoco me gusta hablar de todo lo que él hubiera dicho, querido o pensado, porque siempre me molestó eso, con los compañeros y compañeras de los 70, que es algo muy común. Una generación que sentimos que recuperamos ese legado”.

Foto: Javier García Alfaro

“Hay un norte muy claro que Juane trazó en la construcción colectiva que hicimos que pensaba en algo que nos preguntamos mucho, posiblemente nose si le hubiera gustado que algo llevara su nombre, porque justamente era un tipo que no iba por el bronce, claramente. De todos modos me parece importante porque Juane representa un punto de acumulación de mi generación, la lucha colectiva por la que siempre creyó y todo aquel que ingrese a ese estudio se va a encontrar con esa lucha colectiva”, indicó.

Schujman añadió además que “Juane era profundamente peronista, hincha de Newell´s, que él definía como parte de su identidad ser leproso, que era hijo de desaparecidos, que constituyó su identidad e hizo que abrazara su militancia en HIJOS y llegó y no se fue nunca más. Donde empezó nuestra relación”.

“Era un tipo con esa tozudez, que con El Eslabón lo padecí. Hubo momentos donde tuvieron que sobreponerse a tantas dificultades, y nunca dio el brazo a torcer, resultando que se siga haciendo durante tanto tiempo con sus compañeros y compañeras”. Y siguió: “Todo el tiempo estaba pensando cosas, generando ideas, siempre su cabeza estaba con la preocupación de la realidad y las luchas que surgían y las pasadas. En Hijos fue el primero en plantear discusiones sobre el feminismo a las compañeras que en los últimos tiempos pensaba la comunicación desde diferentes aristas”.

“Lo del Instituto Juane Basso –opinó–, significa poder traducir en acción parte de lo que Juane creía, que tiene que ver con la comunicación popular. Era una persona profundamente amplia para pensar en los demás  y es una cosa que tanto se repite que es tan real de él, siempre buscar el consenso, el punto para ponernos todos de acuerdo y construir”.

“Él trazaba un límite muy claro, el enemigo del otro lado, el enemigo del pueblo que es quien representa la concentración y el poder económico que quiere ir en contra de los intereses de las grandes mayoría. Y de los que están del otro lado hay que encontrar puntos de contacto”, remarcó Nadia, y concluyó: “Era muy tolerante y amplio para pensar en los demás y muy estricto para pensarse a él mismo, tenía una ética inquebrantable. Siempre le digo a nuestra familia que si hay un defecto que Juane tenía era no poder permitirse la miseria humana, y eso lo sintetiza”.

Fuente: Radio UNR

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Salir a gastar en primavera

El Frente de Todos hizo anuncios en tono de relanzamiento y con eje en la economía: aument