Doce personas, entre ellas la mano derecha del narcopiloto peruano Julio Rodríguez Granthon, preso en el penal federal de Ezeiza, fueron detenidas en el marco de una operación llevada adelante por la Policía Federal Argentina (PFA) y la Procuraduría de Nacrocriminalidad (Procunar) de Rosario, mediante la cual se desbarató una organización que operaba como la mayor proveedora de drogas de la banda “Los Monos” y también vinculada comercialmente con el narco clan Alvarado.

Fuentes policiales informaron este lunes que la desarticulación de la organización que era liderada desde la prisión por Rodríguez Granthon y desde el exterior por quien está sindicado como su mano derecha, Facundo “Jirafa” Pérez, se logró tras 10 meses de investigación y luego de una treintena de allanamientos en la ciudad de Rosario, en los que fueron identificados los integrantes de la cúpula de mando, de la estructura logística y los responsables del lavado de activos del grupo criminal.

Según los voceros, el operativo desplegado por un grupo de elite del Departamento de Investigaciones Especiales de la PFA incluyó una innovación en la modalidad de despliegue de la Fuerza Federal ya que los allanamientos “fueron ejecutados de forma quirúrgica y a lo largo de 72 horas”, lo que permitió mantener el secreto de las operaciones en conjunto y el monitoreo de los movimientos de los investigados.

Foto: Leo Vaca/ Télam

Las fuentes detallaron que en primer lugar fue detenido “Jirafa”, un hombre con numerosos antecedentes por drogas que se evadió en tres oportunidades de investigaciones realizadas en 2018, 2021 y 2022 y que también está acusado por agresiones con armas de fuego, entre ella de un integrante del Departamento Antidrogas Rosario, en octubre de 2021.

En la organización, de acuerdo a la pesquisa, Pérez cumplía el rol de máximo encargado, daba órdenes para la entrega de estupefacientes y las cobranzas y llevaba las cuentas de la organización.

En tanto, los federales arrestaron a los integrantes del segmento de la organización dedicado a la provisión, distribución y comercialización al menudeo de drogas en el barrio de Villa Banana, donde fueron detenidos Ubaldo Pérez -hermano de “Jirafa”- y Marcelo Alejandro Núñez.

Sin embargo, para los detectives el golpe a la banda criminal fue la desarticulación de su estructura de lavado de activos, ya que se identificó a quienes estaban encargados de la construcción de viviendas con fondos provenientes de la venta de estupefacientes.

Estos inmuebles eran luego vendidos o alquilados por un agente inmobiliario, que también fue allanado, al igual que algunos depósitos de transporte de cargas, en los que Rodríguez Granthon invertía.

Las fuentes destacaron que el narcopiloto peruano, quien cumple una condena desde el año 2019 en el penal de Ezeiza por ser uno de los máximos proveedores de cocaína en la provincia de Santa Fe, era el mayor abastecedor de la banda narcocriminal “Los Monos”. Además de su rol como proveedor, explicaron los informantes, posee zonas de la ciudad de Rosario bajo su control, donde todos los comercializadores de estupefaciente están obligados a comprarle la mercancía de forma exclusiva a su organización.

Para lograr tal fin, empleó sicarios y ordenó actos de violencia con el objeto de eliminar a sus rivales y disciplinar a sus clientes.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 1000 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Todos los votos docentes van por no iniciar las clases

En la asamblea seccional de Amsafé se definieron cinco mociones. Todas llevan la propuesta