Un suboficial de Prefectura Naval Argentina (PFA), que era dueño de un taller de motos, fue asesinado de al menos tres balazos por dos delincuentes que lo asaltaron en su local de la zona centro-oeste de Rosario, informaron este martes fuentes policiales.

El hecho se registró este lunes, alrededor de las 21, en un taller de motos ubicado en 3 de Febrero 3154, del barrio Echesortu, propiedad de Carlos Hoffken (50).

Según las fuentes, el hombre, que era suboficial de Prefectura, fue sorprendido por dos delincuentes armados que irrumpieron en el lugar con presuntos fines de robo y lo atacaron de al menos tres tiros cuando intentó defenderse con su arma reglamentaria.

La víctima quedó tirada en el pequeño salón de aproximadamente 30 metros cuadrados, que estaba repleto de motos.

«Cuando bajamos alertados por los disparos, nada pudimos hacer, Carlos estaba muerto», dijo el propietario del local que alquilaba la víctima y que atiende un negocio en el primer piso del mismo edificio.

Tras describir a Hoffken como un vecino trabajador y un excelente padre de familia, el hombre añadió que «al momento del ataque Carlos estaba con otra persona que zafó al tirarse al piso» y evitar los disparos.

Otros vecinos que llegaron al lugar conmocionados por el hecho dijeron a la policía de la seccional sexta que arribó al lugar que escucharon entre seis y ocho disparos y que al parecer la víctima ya les había entregado el dinero a los ladrones.

Según las fuentes, uno de los ladrones le dijo a su cómplice que igualmente le disparara, momento en que la víctima habría intentado defenderse y repeler el ataque con el arma reglamentaria que portaba como suboficial de la Prefectura Naval.

Con los datos aportados en sede policial por el único testigo del hecho, los investigadores de la seccional sexta y de Homicidios de la policía rosarina montaron un operativo para dar con los delincuentes, por el momento prófugos.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Pintadas e intervenciones en los espacios públicos

En estos días aparecieron una serie de pintadas en Rosario, la primera de ella en el Barqu