Henn flanqueado por un persuadido busto de Raúl Alfonsín.
Henn flanqueado por un persuadido busto de Raúl Alfonsín.

Las disputas internas en la Unión Cívica Radical (UCR) santafesina emergieron como otro de los coletazos que dejó el paupérrimo resultado obtenido por el Frente Progresista en las primarias del domingo pasado. Al borde de una nueva fractura –y van– parecen estar las principales facciones del partido centenario que esta semana se tiraron con munición gruesa. En el fuego cruzado, participaron de un lado el presidente de la UCR, Mario Barletta, y el intendente de la capital provincial, José Corral; y del otro el vicegobernador Jorge Henn y el jefe comunal del Santo Tomé, Fabián «Palo» Oliver. «Que se rompa pero que no se doble», la mil veces usada frase que escribió para la historia en su última carta el fundador del partido, Leandro Nicéforo Alem, volvió a sonar en los comités de los diferentes bandos en pugna.

Desde la Casa Gris

En declaraciones a la prensa, el vicegobernador, Jorge Henn consideró que Ernesto Sanz, el presidente de la Unión Cívica Radical, «hizo un acuerdo con quienes representan cuatro barrios conchetos». El referente radical dijo además prensa que «ahora hay que reconstruir» el espacio político, y «trabajar por una alternativa progresista desde la UCR» porque «la estrategia y la elección que hizo el radicalismo dan ganas de llorar».

Henn recordó que «siempre dijimos que el acuerdo de Gualeguaychú -donde se decidió la coalición- constituía una alianza de centroderecha que se chocaba con la visión progresista en la provincia. Dijimos que votar a Sanz era votar a Macri, y lo seguimos sosteniendo», aseveró.

Asimismo alegó que «uno tiene sus límites y convicciones», y que «quienes votan a (Mauricio) Macri terminan eligiendo a Reutemann y a Anita Martínez».

También precisó que cree que «la alternativa de Margarita Stolbitzer (Progresistas) es mucho más amigable para los radicales».

Por otra parte consideró un «acto de coherencia» las declaraciones del intendente santafesino José Corral, quien afirmó que votaría a Macri: «Son un acto de coherencia de parte suya porque de desde hace tiempo dijimos que la de Ernesto Sanz era una alianza de centroderecha, a la que desde la UCR no íbamos a votar porque no responde al paladar progresista del 95 por ciento de los radicales; Sanz hizo un acuerdo con un partido que lo único que representa son cuatro barrios conchetos».

El vicegobernador agregó que «la candidatura de Sanz nos entregaba a un partido de centroderecha como es el PRO. Desde la UCR provincial no podíamos construir una alternativa con el socialismo en el Frente y después estar en la misma plaza virtual reclamando junto a Carlos Reutemann y Miguel Torres del Sel», manifestó Henn.

El intendente de Santo Tomé, Fabián «Palo» Oliver, otro connotado radical santafesino, acompañó los dichos del vicegobernador. “A nivel nacional dejamos de ser un partido que represente a las grandes mayorías”, dijo el santotomesino. Consultado por la radio santafesina Sol, Oliver aclaró su voto de cara a octubre: “En caso personal no lo voy a votar a Macri y mi voto va a ser para Stolbizer”.

La polémica también explotó en las redes sociales, donde uno de los radicales más activos fue el concejal rosarino Sebastián Chale. «Sanz dice que esta muy feliz. Yo tengo muchas ganas de llorar. Uno de los dos está errado en el sentimiento», escribió el edil local en su cuenta de Twitter.

Adelante PRO radicales

Las palabras de Henn resonaron aún más fuerte en el contexto de los últimos días, en que referentes del radicalismo, como el presidente de la UCR santafesina, Mario Barletta y el intendente de la capital provincial, José Corral, defendieron el voto a Macri para las próximas elecciones de octubre. “El frente Cambiemos hizo una buena elección a nivel nacional y permitió que aún no esté definido quien podría ser el próximo presidente», señaló Corral entrevistado por LT10, y luego remarcó: «Yo el domingo voté a Ernesto Sanz. Ahora, tengo que acatar las reglas de juego; hay que saber perder. Por lo tanto, ahora, la opción es Macri”.

En la misma línea, Barletta dijo a Radio2 este miércoles que “si uno se compromete dentro de un frente con otros espacios políticos tiene que respetar las reglas del juego. Si gano, los otros me acompañan, y si no, acompaño yo. Así lo hice cuando perdí como gobernador con el socialismo”. “Soy orgánico, respeto las mayorías. Me pudo haber gustado más o menos lo acordado en la convención de Entre Ríos –cuando la UCR definió integrar el frente con el PRO– pero eso se decidió y yo respeto”, subrayó el ex intendente de Santa Fe.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

La inflación no renuncia

En medio de la hecatombe de los precios –alimentos, especialmente– Feletti dejó la Secreta