Foto: Télam
Foto: Télam

La Confederación General del Trabajo (CGT) se movilizará este martes a las puertas del Ministerio de la Producción, en protesta por las políticas públicas del gobierno de Mauricio Macri que, afectan a la producción y el trabajo. Se espera una multitudinaria movilización, apoyada por distintos sectores políticos y sociales.

La protesta convocada por la central sindical ya comienza a sentirse en la ciudad de Buenos Aires a media mañana, con la llegada de manifestantes de los distintos gremios, en tanto el acto está previsto por la tarde, y hablarán los tres líderes de la central obrera: Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid.

La convocatoria es a partir de las 15 en Moreno y Diagonal Roca, aunque las columnas se concentrarán mucho antes. Junto a la CGT, también marchan las dos CTA y partidos políticos como el Frente para la Victoria-PJ, el Frente Renovador y la izquierda.

El  plan de lucha de la CGT incluye además el anuncio de un paro con fecha a determinar, y entre otras razones lo fundamentan en rechazo a los despidos y las suspensiones, en defensa de las paritarias “libres” y los convenios colectivos de trabajo y el «aumento indiscriminado de tarifas».

La central obrera convocará a un paro nacional durante el acto, el que podría concretarse entre fines de marzo y principios de abril si el Gobierno no modifica su política económica, según coincidieron los dirigentes Héctor Daer y Juan Carlos Schmid frente a la prensa, al término de una reunión de la mesa chica cegetista que se prolongó por espacio de dos horas y media este lunes en la sede de la Unión Personal Civil de la Nación (Upcn).

De las deliberaciones participaron además de Daer y Schmid, el dueño de casa, Andrés Rodríguez, y los dirigentes Carlos Acuña, Armando Cavalieri, José Luis Lingeri, Abel Futos, Jorge Sola, Francisco Gutiérrez y Carlos Frigerio.

Daer inició el contacto con la prensa señalando que este martes «va a haber una movilización y a partir de la movilización esperamos que el gobierno haga rectificaciones y, si no se generan esas rectificaciones, va a haber una medida de fuerza consistente en un paro de 24 horas».

Al requerírsele qué lapso va a esperar la CGT por sus reclamos, el gremialista sostuvo que «no es un tema de plazos». Y agregó: «Lo que le pedimos al gobierno son temas de agenda como por ejemplo: que rectifique su política de comercio exterior, no que cierre las exportaciones pero sí que se deje de importar productos extranjeros que se consumen en el país e ingresan a precios de dumping afectando un sinnúmero de actividades», subrayó.

Entre los reclamos que le formula la CGT al gobierno de Macri, el triunviro cegetista precisó: «Le pedimos que no pretenda poner tope a las paritarias y que se resuelva el tema docente convocando a la paritaria nacional».

Consultado en torno de por qué la CGT no quiere anunciar la fecha del paro, Daer indicó: «Nosotros no negamos la medida de fuerza. Acá hay un tema claro, porque hay una distinta perspectiva ideológica de cómo vemos nosotros las cosas y cómo las ve el gobierno».

Por su parte, Schmid sostuvo que «mañana (por este martes) vamos a anunciar una medida de fuerza, porque hay una gran voluntad de expresar el malestar que existe en vastos sectores de la población». Al respecto puntualizó que «en el marco de la protesta vamos a anunciar la realización de la medida de fuerza, que nosotros creemos que será entre lo que va de marzo y seguramente los primeros días de abril si no hay una rectificación del trazado económico; va a haber mañana una respuesta de esa naturaleza».

Sobre las expectativas alrededor de lamarcha, el dirigente cegetista y portuario destacó que «esperamos que haya una enorme cantidad de trabajadores que va a expresar el malestar que estamos atravesando, empezando por la inflación y terminando por los despidos y las suspensiones».

Por su parte, otros de los participantes del encuentro de la mesa chica, Abel Frutos, confió a Télam que «las coincidencias sobre el diagnóstico de la situación socieconómica de los trabajadores fueron totales y cada uno expuso sus reflexiones».

Acerca de si se plantearon diferencias entre los dirigentes, habida cuenta que existen algunos que querían anunciar mañana la fecha concreta de un paro nacional, Frutos las negó enfáticamente y sostuvo que «fue una de las mejores reuniones que se celebraron».

Mientras tanto, en disonancia, el ministro de la Producción Francisco Cabrera salió al cruce de la central sindical, señalando que la movilización está motivada «por razones políticas” y aseguró que «no hay ninguna razón para que haya un paro», ante la inminencia del anuncio.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Todos los votos docentes van por no iniciar las clases

En la asamblea seccional de Amsafé se definieron cinco mociones. Todas llevan la propuesta