Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires respondió con gas pimienta y palos la demanda de los despedidos de Femsa, la fábrica que envasa las gaseosas en Pompeya. “Esto es parte de un plan de flexibilización laboral”, advirtieron.

La fuerza de seguridad porteña llevó adelante este jueves por la mañana una dura represión contra los manifestantes, que buscaban cortar el tránsito a raíz de una protesta por despidos en la planta embotelladora de Coca Cola.

Los incidentes, que incluyeron forcejeos, golpes y el uso del gas pimienta por parte del personal policial, se registraron minutos después de las 7:30 en la esquina de Corrientes y Callao.

Los laburantes denunciaron que hubo 23 despidos este miércoles a la noche en la firma Femsa, la planta de Coca Cola en Pompeya. La medida se da luego de que le negaran el procedimiento preventivo de crisis la semana pasada.

«Tenemos medidas judiciales abiertas y la empresa avanza y comienza a despedir. Sabemos que esto es parte de un plan de flexibilización laboral porque no pudieron demostrar que están en crisis», explicó en declaraciones periodísticas Cristian Durand, uno de los trabajadores afectados.

Por tal motivo, este jueves se convocaron en Corrientes y Callao para realizar un corte y manifestación en repudio de los despidos. En ese contexto, la Policía reprimió con palos y gas pimienta a los trabajadores para evitar que corten la calle y los forzaron a desplazarse hasta la calle Lavalle.

Fuente: NA

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

El país despide a Diego en las calles

En uno de los días más tristes para el pueblo argentino, en cada rincón de la Argentina co