El mismo día que el Gobierno presente formalmente en el Consejo de la Magistratura el pedido de juicio político al juez federal Alejo Ramos Padilla, el bloque FpV-PJ de Diputados pedirà la interpelación del ministro de Justicia.

El jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, presentará el próximo lunes el pedido de interpelación al ministro de Justicia Germán Garavano, para que explique por qué el Gobierno de Mauricio Macri impulsa la persecuciòn judicial contra el magistrado de Dolores que investiga la trama de extorsiones y espionaje que involucra a fiscales, jueces, periodistas, legisladores, agencias de los EEUU y funcionarios del Poder Ejecutivo nacional.

El precandidato a presidente anticipó su presentación desde su cuenta en la red social Twitter: “El lunes voy a pedir la interpelación. Que le explique a los diputados por qué el ataque a jueces independientes como Ramos Padilla y la evidente intromisión del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial. #BastaDePersecución”.

La brutal embestida del Gobierno se aceleró luego de la exposiciòn que Ramos Padilla llevó adelante el pasado miércoles ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja, a la que no asistieron las diputadas y los diputados de Cambiemos.

Este viernes Macri tomó la decisión de jugar todas las fichas contra Ramos Padilla,: el Poder Ejecutivo ordenó a su representante en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahíques, que formalice el proceso de juicio político contra el juez federal.

Así, el Ministerio de Justicia difundió un comunicado argumentando la “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”, en referencia a la mencionada presencia en el Congreso.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Piden a la UAR un reconocimiento para los rugbiers desaparecidos

Familiares y organismos de derechos humanos solicitan a la Unión Argentina de Rugby (UAR)