Acompañado por su compañera de fórmula, Verónica Magario, y por la ex mandataria, Cristina Kirchner, el candidato a gobernador del Frente de Todos cerró la campaña en la provincia que pretende gobernar desde diciembre próximo.

Rodeado de intendentes, dirigentes gremiales, sociales y políticos, Axel Kicillof encabezó en el partido de Merlo, y en un momento sentenció: “Necesitamos menos carajo y más trabajo”. Y acto seguido, evaluó y pronosticó que “se cierra una etapa triste y se abre otra alegre”.

En rigor, la primera en hacer uso de la palabra fue la candidata a vicegobernadora y actual intendenta de La Matanza, quien llamó a “terminar con la grieta”, rescató el logro de la unidad que permitió un valor que subrayó: “Reencontrarnos y reconciliarnos”.

Antes de dejar paso al discurso de CFK, le agradeció a la ex presidenta su aporte a esa unidad, y que hubiera planteado a Alberto Fernández que fuera quien encabece la fórmula del Frente de Todos.

Cristina: “La gente no da más”

Cristina ofició de presentadora de Kicillof y sostuvo que “además de tener la capacidad de entender lo que pasa, tiene la sensibilidad de proponer proyectos que demuestra que entiende de economía y que sabe lo que le pasa a la gente, cómo impactan las tarifas y lo que las pymes necesitan”.

En otro tramo de su discurso, también remarcó la unidad que dio lugar al Frente de Todos, y ponderó, que pese a las diferencias, hay un común denominador: “Estamos de acuerdo en una sola cosa: no se puede seguir sometiendo a las familias a vivir en la calle, comer una sola vez a decidir si paga el alquiler, o las tarifas, todo tiene un límite”.

La ex presidenta subrayó que “la gente no da más, es lo que se escucha en todas partes, por eso es necesario que haya un nuevo Gobierno, que se ocupe de los problemas de los argentinos”. Y cerró: “Siempre es bueno sangre nueva y joven en la provincia”.

Kicillof: “Se pierden 140 pymes por mes en la Provincia”

“Muchos de los problemas de la provincia venían de antes, está claro, pero lo cierto es también que ahí donde había un problema después de (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal ahora hay 2, 3, 4 ó 5 problemas. No solucionaron nada”. En ese tono, el candidato a gobernador embistió contra las políticas de Cambiemos en Buenos Aires.

En un momento, luego de plantear que “se pierden 140 pymes por mes en la Provincia”, se preguntó: “¿Alquien vio al gobierno de Vidal rescatar a una, a dos?”. Sin dar la obvia respuesta, siguió preguntando: “Bajaron un 12 por ciento la inversión en salud, no hay vacunas ¿se puede gobernar de esta manera, olvidándose de la salud de los bonaerenses? ¿A quién se le ocurre llevar una cruzada contra los docentes, contra los maestros de nuestros hijos? La escuela y la universidad públicas te elevan, no caés en ningún lado”.

En otro segmento de su alocución, indicó que “ahí donde había un problema, después de Macri y Vidal hay 2, 3, 4 o 5 problemas, no solucionaron nada”, y no dejó de ensayar una autocrítica, al reconocer: “Aprendimos en estos tres años y medio, vamos a volver distintos y vamos a volver mejores”.

Por último, disparó con munición pesada: “No dan argumentos porque no pueden hablar del presente, es una campaña muy extraña esta, no pueden hablar del presente, de la realidad, por eso no les queda más que la agresión. Tampoco pueden prometer nada por todo lo que prometieron y no cumplieron y sólo les queda esto, negar la realidad y atacar a los dirigentes opositores”.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Macri dejará su gobierno con 38% de pobreza

Cuando el presidente Mauricio Macri deje la Casa Rosada en diciembre, “la pobreza llegará