Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Las TOE allanaron el domicilio del fiscal de la unidad Covid-19, Gustavo Ponce Asahad, por presuntos vínculos con una banda de extorsionadores y de juego clandestino. La sombra de Los Monos.

El departamento del fiscal a cargo de la unidad de Covid-19 de Rosario, Gustavo Ponce Asahad, fue allanado este viernes en el marco de una investigación que lo tiene como sospechoso de ser quien pasó información a un empresario del juego clandestino que está prófugo, involucrado en una causa de extorsiones y juego ilegal en la que están imputados con prisión preventiva un comisario retirado, un lugarteniente del jefe de Los Monos y tres personas más.

Las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) allanaron la vivienda de Ponce Asahad este viernes por la mañana, ubicada en bulevar Oroño al 1200, por orden de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, quienes investigan la banda de extorsionadores y garitos clandestinos.

Según las primera informaciones, existen sospechas de que fue Asahad o alguien de su Fiscalía –el jueves fue secuestrado el teléfono de un colaborador suyo– quien brindó datos sobre dos personas detenidas a un hombre que está prófugo y ligado a las salas de juego ilegal, Leonardo Andrés Peiti.

De acuerdo a la investigación, Peiti requirió datos sobre dos personas detenidas a pedido de Maximiliano Cachete Díaz, imputado con prisión preventiva como autor intelectual del ataque a tiros al casino City Center de diciembre pasado, en el que murió un apostador que había salido a fumar a un balcón habilitado para ese fin.

El fiscal de la unidad de Covid-19 será imputado en los próximos días, según dijeron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA). 

La banda

La investigación de la Agencia de Criminalidad Organizada del MPA sobre una banda acusada de extorsionar a comerciantes legales y emprendedores ilegales dejó al descubierto la existencia de una red de salas de juego clandestinas, en la que está involucrado el exjefe policial Alejandro Torrisi.

Torrisi, que estuvo al frente de una Unidad Regional de la Policía (la del Departamento Constitución) y está retirado, fue detenido hace dos semanas con un sobre que contenía 150 mil pesos durante el allanamiento a un garito en Villa Gobernador Gálvez.

Los investigadores creen que participaba de una red de unas 30 salas de juego ilegales, que proliferaron desde el cierre del casino City Center por la pandemia de coronavirus. Los fiscales del caso llegaron al comisario mayor retirado a partir del teléfono de Cachete Díaz.

Díaz también está acusado de extorsionar mediante balaceras a miembros del Sindicato de Peones de Taxi de Rosario a nombre de quien sería su jefe, el líder de Los Monos, Ariel Máximo Guille Cantero, y está detenido desde diciembre pasado.

De acuerdo a la investigación, Díaz extorsionaba a comerciantes legales e ilegales (como los dueños de las salas clandestinas de juego) a quienes cobra por seguridad de sí mismo. Quienes no pagaban la cuota mensual exigida eran baleados o intimidados, dijeron los investigadores, y contaron que el propietario de un comercio dejó el país ante las amenazas de la banda.

También el titular de una financiera del centro de Rosario fue extorsionado por la organización criminal, agregaron.

Otros detenidos 

Otra de las imputadas la semana pasada como parte de la banda, es Flavia Broina, pareja de Cachete Díaz. De acuerdo a la evidencia reunida por los fiscales, la mujer era la encargada de cobrar las cuotas mensuales de “seguridad” exigidas por su pareja.

También fue imputado como miembro de la asociación ilícita Otniel Almonte De León, un dominicano de 32 años que está detenido desde marzo pasado como presunto coautor del crimen de un policía vinculado a la venta de drogas, Cristian Ibarra, ocurrido en julio de 2019.

Por ese homicidio fue condenado en un acuerdo abreviado Ariel Máximo Cantero, alias Chanchón, hijo de un segundo matrimonio del Viejo Ariel Cantero, primer jefe de Los Monos y condenado por asociación ilícita en 2018.

En la causa hay cinco prófugos, entre ellos Mariano Ruiz, condenado en un juicio abreviado como “lavador” del dinero ilegal de Los Monos, y el mencionado Leonardo Andrés Peiti, con antecedentes por juego ilegal.

Durante la audiencia de la semana pasada se reveló que Peiti recibió un mensaje de un funcionario del MPA ante un pedido de información sobre un detenido vinculado a Cachete Díaz, quien buscaba liberarlo.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Proponen fondo de fomento para medios comunitarios, cooperativos y populares

Representantes de diversos medios populares de la provincia junto al diputado Carlos Del F