Clases

Ahorrá en tus compras con Billetera Santa Fe

 

Un grupo de “Familias por la salud y la educación pública” piden al gobernador Omar Perotti que de tomarse la decisión de regresar a las clases presenciales esa posibilidad sea optativa. A través de una carta -con fecha de este miércoles 5 de mayo- se manifiestan preocupadas “por la situación sanitaria”, proponen trabajar de manera conjunta con los distintos sectores de la comunidad educativa y se diferencian de algunos grupos de padres y madres que “se arrogan la representatividad” de todas y todos.

Solicitamos que se pueda construir una propuesta donde todes tengan acceso a la educación, nuestra propuesta en principio es que se pueda contemplar un sistema de presencialidad optativa, en el cual podamos enmarcarnos las familias que queremos cuidarnos, pudiendo resolver cada familia si desea enviar a les niñes a la escuela o no”, manifiestan en la carta enviada a Perotti.

En el texto también expresan su preocupación de que algunos grupos de madres y padres “se arroguen la representatividad de todes y convoquen concentraciones en plena alerta epidemiológica, escudados en la lucha por lo que llaman un ‘bien supremo’”. Destacan así que “para nuestras familias la educación es un derecho humano básico y fundamental que los Estados deben garantizar buscando las mejores formas en las muy diversas circunstancias históricas”.

Sostienen que así como se trabajó para fortalecer el sistema de salud, también es posible hacerlo con el sistema educativo. Es posible -dicen- “trabajar sobre distintas formas de sostener la educación en pandemia sumando a los sindicatos, especialistas en educación y compañeres docentes, en equipos que garanticen que quién lo necesite acceda a la virtualidad y quién lo necesite pueda tener un seguimiento educativo más personalizado”. Además de garantizar conectividad en todas las escuelas.

Para eso entre otras tareas, es reforzar la vacunación a la población: “Nuestros hijes no están vacunades, todes deberíamos estarlo lo antes posible, y pueden contagiarse y contagiar como ya está demostrado que sucede, así como también enfermar como también está aconteciendo en esta segunda ola”.

Y al respecto demandan que “si se va a adoptar el sistema de presencialidad nuevamente, incluso desconociendo recomendaciones nacionales, deberán garantizarnos en un cien por ciento que nuestres hijes no van a infectarse, enfermarse o perder la vida”.

Piden ser escuchadas como familias, pero también se diferencian de otros sectores -como los de “Padres Organizados o por la Educación- asegurando que no lo harán en la calle “y exponer a nuestres hijes para ser escuchades, pero queremos que se sepa que hay otra voz que no parte del individualismo y la necedad, que tiene la intención de trabajar en propuestas superadoras donde todes les niñes estén incluidos”.

Reconocen el trabajo docente en la pandemia, asegurando que “han puesto más de lo que un trabajo demanda” y por tanto muestran su disposición a acompañarlos en la tarea”.

El texto completo de la carta

Rosario, 5 de Mayo de 2021

Al Sr Gobernador Omar Perotti

Somos un grupo de familias que estamos muy preocupades por la situación sanitaria en la que nos encontramos.

Consideramos que la educación es uno de los principales pilares de toda sociedad. Pero lo educativo, en términos amplios, no empieza ni termina en la puerta de la escuela. Toda la sociedad educa, ustedes como gobernantes lo hacen y nosotres como familia educamos en cada decisión que tomamos.

En tal sentido es que entendemos que con nuestras acciones como aquellas que provienen del “mundo de la adultez” son un ejemplo para nuestras infancias y constituyen un modo de educar “práctico” en el que podemos mostrar que el cuidado es colectivo.

Nos preocupa que algunes madres y padres se arroguen la representatividad de todes y convoquen concentraciones en plena alerta epidemiológica, escudados en la lucha por lo que llaman un “bien supremo”. Para nuestras familias la educación es un derecho humano básico y fundamental que los Estados deben garantizar buscando las mejores formas en las muy diversas circunstancias históricas.

Entendemos que la situación empeora cuando los responsables del Estado no se posicionan condenando actitudes que ponen en riesgo a la comunidad y permiten que se instale un falso debate dándole visibilidad y peso a quienes gritan más alto utilizando influencias mediáticas o económicas para imponer una visión de la situación que desconoce criterios epidemiológicos, sanitarios e incluso sociales de la delicada situación que nos toca transitar como humanidad.

Quienes somos conscientes de que cuidándonos, cuidamos a la comunidad nos resistimos a quedarnos a esperar definiciones que no nos consideran, rogando no ser parte de las estadísticas que son mucho más que números, reflejan vidas humanas de todas las edades afectadas por un virus cuya incidencia puede ser letal desconociéndose actualmente no sólo sus secuelas en el mediano o largo plazo sino la posibilidad de sobrevivencia en la situación actual del sistema de salud y sus posibilidades de atención.

Para nuestras familias es importante la educación, una educación inclusiva e igualitaria, por eso defendemos la escuela como esa institución que, en colaboración con nosotres y la comunidad toda, ha sabido en distintos momentos de la historia reinventarse para seguir siendo una referencia fundamental en la vida social y sostener su sentido más genuino, que entendemos es, el del trabajo con los conocimientos.

En tal sentido se podrían trabajar sobre distintas formas de sostener la educación en pandemia sumando a los sindicatos, especialistas en educación y compañeres docentes, en equipos que garanticen que quién lo necesite acceda a la virtualidad y quién lo necesite pueda tener un seguimiento educativo más personalizado. Se podría garantizar conectividad en todas las escuelas, así como también fortalecer la educación y lo educativo con la misma seriedad con que se tomó el fortalecimiento del sistema de salud.

Nos preguntamos qué otras acciones son posibles para fortalecer la educación en pandemia aparte de la vacunación a la docencia. Nuestros hijes no están vacunades, todes deberíamos estarlo lo antes posible, y pueden contagiarse y contagiar como ya está demostrado que sucede, así como también enfermar como también está aconteciendo en esta segunda ola.

Queremos cuidarnos, cuidar a nuestres hijesy cuidar a les demás y entonces coincidimos con lo que plantea la Adriana Puiggrós cuando dice que “No hay ninguna catástrofe porque los chicos no vayan a la escuela o vayan menos horas o menos días. La tragedia es perder la vida, que se enfermen chicos, que queden secuelas”.

Consideramos que, si se va a adoptar el sistema de presencialidad nuevamente, incluso desconociendo recomendaciones nacionales, deberán garantizarnos en un cien por ciento que nuestres hijes no van a infectarse, enfermarse o perder la vida.

Necesitamos que se escuche esta opinión también, no vamos a salir a la calle y exponer a nuestres hijes para ser escuchades, pero queremos que se sepa que hay otra voz que no parte del individualismo y la necedad, que tiene la intención de trabajar en propuestas superadoras donde todes les niñes estén incluidos.

Sabemos que les compañeres docentes han puesto más de lo que un trabajo demanda, a ellos también queremos acompañar y sumarnos a pensarla mejor manera de trabajar juntes en este contexto; pero Sr. Gobernador, nosotros tenemos voluntad de trabajo conjunto, los recursos para niñes y docentes y las definiciones económicas y políticas que garanticen la educación en pandemia son su tarea.

Solicitamos que se pueda construir una propuesta donde todes tengan acceso a la educación, nuestra propuesta en principio es que se pueda contemplar un sistema de presencialidad optativa, en el cual podamos enmarcarnos las familias que queremos cuidarnos, pudiendo resolver cada familia si desea enviar a les niñes a la escuela o no.

Nos hacemos responsables de sostener el lazo de nuestres hijes con la institución escolar y sus tareas como alumnes comprometiéndonos a que vuelvan a la presencialidad cuando la situación epidemiológica mejore.

¡Porque a la escuela se puede volver, de la muerte no!

Familias por la salud y la educación pública.

( familiassaludyeducacionpublica@gmail.com)

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

La pandemia por la culata

La emergencia sanitaria y la debacle social y económica se perfilan como grandes ejes de l