Ahorrá en tus compras con Billetera Santa Fe

 

La Lepra se despidió de la Copa de la Liga Profesional con un pobre empate 1 a 1 ante Sarmiento de Junín, en el Coloso, y quedó en el fondo de la tabla. Maxi Rodríguez aventajó al rojinegro, pero Jonathan Torres lo igualó para el Verde.

La igualdad fue un resumen del semestre rojinegro, que arrancó mal con Frank Darío Kudelka en el banco, y cambió poco y nada desde la llegada de Germán Burgos. Con derrota en el clásico en el medio, los del Parque Independencia cerraron uno de sus peores semestres en mucho tiempo, últimos en la tabla de su zona, y siendo el peor equipo de todo el certamen junto con Aldosivi, ambos con apenas 11 puntos. 

Newell’s y Sarmiento no pudieron disimular que este partido que le ponía fin a la fase de grupos del torneo local no definía nada. Sobre todo luego de un pésimo primer tiempo, con pocas emociones, y peor jugado. El local, en una jugada aislada, pudo ponerse en ventaja en la que Julián Fernández, desde el borde del área grande reventó el travesaño con un tremendo zapatazo.

Todo indicaba que ambos se meterían al vestuario sin quebrar el cero, pero Maxi Rodríguez sacó a relucir vestigios de su calidad para abrir el marcador, en tiempo cumplido. Tras una ejecución de córner algo pasada, la Fiera esperó en soledad por detrás de todos, y de sobrepique, la clavó al ángulo a los 46’, con un remate que hizo recordar a sus mejores tiempos.

El capitán y emblema leproso volvió a tener una en el inicio del complemento, en la que se sacó de encima a un rival dentro del área, pero cuando la quiso picar no pudo darle el efecto correspondiente. Y esa fue la última, ya que minutos más tarde fue reemplazado por lesión.

Para colmo de males para el dueño de casa, a los 9’ el conjunto juninense empató el partido, tras una floja respuesta del fondo rojinegro: el delantero Jonathan Torres bajó una pelota solo en plena área chica, con el tiempo suficiente para definir cómodo, sin marca alguna.

El partido seguía siendo ordinario, y apenas unos pasajes fueron la excepción. El Mono Burgos no le encontraba la vuelta con los cambios, y el trámite no variaba considerablemente. Los de Mario Sciacqua lo tuvieron en una contra que culminó con un fuerte remate de Gabriel Alanís, apenas afuera; el local apenas se aproximó con un cabezazo de Cristian Lema, y en el final con un remate cruzado de Manuel Llano.

La igualdad no le sirve en absoluto al dueño de casa, aunque ningún resultado iba a revertir el flojo torneo, que nunca tuvo a Newell’s como protagonista. Siempre corrió de atrás, con cambio de entrenador en el medio y caída en el clásico ante Central, y desde el vamos perdió las esperanzas de pelear por meterse entre los cuatro primeros del Grupo B, al que ve a todos desde la última posición. La Copa Argentina (ante este mismo rival) y la Sudamericana, las oportunidades para cambiar la cara.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

“El sueño que nos moviliza desde hace años, está más cerca de concretarse”

El concejal Eduardo Toniolli celebró el anuncio de Nación sobre la vuelta de los trenes de