clases

 

La decisión del Ministerio de Educación de Santa Fe de que mañana retornen a la presencialidad escolar las escuelas secundarias de los departamentos Rosario y La Capital cosechó el rechazo y malestar de los docentes. Desde Amsafé Provincial y desde el Sadop Rosario manifestaron que se trata de una medida inconsulta, tomada por fuera de lo que fijan los acuerdos institucionales y que además no contempla los riesgos sanitarios actuales, entre otras consideraciones.

“El miércoles 30 de junio las autoridades del Ministerio de Educación comunican que a partir del 1° de julio se retoma la presencialidad en los departamentos Rosario y La Capital. Incumpliendo toda normativa vigente”, comienza el comunicado de Amsafé Provincial.

Rechazan así “la forma inconsulta, e improvisada en que se convoca a las profesoras y profesores del nivel secundario”. Y renglón seguido refrescan la vigencia de la Resolución del Consejo Federal de Educación N° 394, que señala que los ministerios de Educación deberán informar sobre los cambios de la vuelta a la presencialidad con 48 horas de anticipación para permitir la organización del trabajo docente.

Según trasncriben, el artículo 6° de dicha resolución establece que la comunicación de las decisiones sobre la administración de la presencialidad, deberán tener en cuenta “los parámetros epidemiológicos aprobados por las autoridades jurisdiccionales competentes y, en su caso, la autoridad sanitaria nacional, en lo posible a fines de la semana anterior a la que corresponda la suspensión o reinicio, contextualizados en la menor unidad geográfica posible”. También que “la autoridad educativa jurisdiccional arbitrará los medios necesarios para una comunicación fehaciente de la medida (con fecha de inicio y finalización) con una antelación no menor a cuarenta y ocho (48) horas, a los efectos de organizar el trabajo pedagógico en las instituciones educativas durante dicho período y orientar a las familias en el mismo sentido”.

Por eso remarcan desde Amsafé que “estas definiciones se deben ajustar a parámetros epidemiológicos que garanticen el cuidado de la salud de quienes concurren a los establecimientos escolares”. Al respecto destacan que “los departamentos La Capital y Rosario superan ampliamente los 500 casos cada cien mil habitantes” y que “la ocupación de camas sigue siendo alta en la provincia”.

Consideran “apresurado el retorno a la presencialidad en las escuelas secundarias por la cantidad de docentes y estudiantes que se movilizan, sin poder mantener el criterio de burbuja, sumado al incremento de casos en la franja etaria de alumnos y alumnas que concurren a estas escuelas”.

“Por otra parte, el gobierno provincial, no ha resuelto el tan anunciado Boleto Educativo. Resulta necesaria la resolución del boleto educativo rural, urbano e interurbano. De no ser así, las y los docentes no podrán trasladarse”, alertan.

Amsafé le exige así a las autoridades del Ministerio de Educación “el cumplimiento de las normas vigentes, el cuidado de la salud y la convocatoria inmediata al ámbito paritario”. Y reafirman el compromiso que como trabajadoras y trabajadores tienen “con la educación y la salud de quienes enseñan y de quienes aprenden”.

Falta de empatía

“El anuncio sobre una presencialidad alternada que deberá establecer cada institución educativa, realizado a las 18 horas y por medios no oficiales deja al descubierto la improvisación con la que se maneja el sistema educativo”. Con esta frase Martín Lucero secretario general de Sadop Rosario sintetizó el pensamiento de la entidad gremial.

Sostuvo además que la falta de precisiones sobre la burbuja que deberá asistir y el tiempo que deberán permanecer los alumnos y alumnas en el colegio son interpretados como “una falta de empatía y de respeto a la docencia, al alumnado y a las familias”.

También sostuvieron desde Sadop que la resolución fue tomada de manera unilateral por el Ministerio, cuyas autoridades van contra el sentido común porque si lo que se pretendía era tener un gesto con las familias de la modalidad secundaria, lograron lo opuesto: “En todos los grupos de WhatsApp están pidiendo que las autoridades del Ministerio de Educación renuncien. Y no les falta razón”.

“Quienes toman estas decisiones conocen muy poco lo que pasa en el sistema educativo santafesino. Esto sumado a los volantazos constantes con medidas anunciadas a última hora y mal comunicadas, hacen pensar que ciertas personas desconocen como gestionarlo”, concluyó Lucero.

Nota relacionada:

Desde este jueves, clases presenciales para toda la secundaria

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Silvina Batakis asumió como ministra de Economía de la Nación

El presidente Alberto Fernández le tomó este lunes juramento en un breve acto que se llevó