Al Canaya le quedó sabor a poco en la igualdad 1 a 1 ante el Tatengue, en el Gigante de Arroyito, en el inicio de la fecha 23 de la Liga Profesional. Imanol Machuca abrió la cuenta y Facundo Almada lo empató.

Travesaños y manos a mano desperdiciados explican que Rosario Central no le haya ganado a Unión de Santa Fe en Arroyito. También hubo un claro penal a su favor, que no vieron ni Jorge Baliño ni la tecnología. Con más entusiasmo que fútbol, el dueño de casa acorraló a su adversario, pero no logró doblegarlo. 

El trámite del encuentro arrancó parejo, pero en el ida y vuelta, la de Unión entró y la de Central no. La visita avisó primero, con un remate a colocar que hizo estirar a Gaspar Servio. Respondió Kevir Ortíz con un disparo lejano y tan violento que casi venció los puños de Santiago Mele, que de manera defectuosa, mandó el balón por arriba.

Después llegó el golpe por golpe. Fernando Rodríguez sacó un bombazo que reventó el travesaño tatengue. Y en la réplica, Imanol Machuca hizo valer eso de que “los goles que no se hacen en un arco, se hacen en el otro”. Iban 12’ cuando el Colo Rodríguez falló en el cálculo para rechazar un centro, el volante de Unión la mató de pecho en el área y pateó fuerte. Ni Servio ni Cristian Báez (éste último alcanzó a tocarla sobre la línea) pudieron evitar el gol.

Luego, Rodríguez tuvo revancha, con una bocha proveniente de un córner que encontró dentro del área, pero Mele alcanzó a desviar. Los de la capital santafesina volvieron a aprovechar otro error de la defensa auriazul: Kevin Zenón se filtró entre la última línea gracias a un buen movimiento y a un mejor pase de Machuca. Recibió de espaldas al arco, logró darse vuelta –beneficiado por la parsimonia de sus más inmediatos perseguidores– pero Servio se impuso en el mano a mano.

Tan disconforme estaba Carlos Tevez con el funcionamiento de su equipo que a diez minutos del final de la primera parte metió ¡tres cambios! Ingresaron Franco Frías, Francis Mac Allister e Ignacio Malcorra, por Leonel Vergara, Gino Infantino y Rodríguez.

Ya en el segundo tiempo, Central arrinconó a su rival. Mac Allister metió un tiro libre al travesaño, y luego no le dieron un penal gigante como su estadio, que ni el VAR supo enmendar. Sufrió en una corrida de Roldán, que a pura velocidad le ganó a sus marcadores, pero falló en la definición.

La merecida igualdad llegó a los 29’. Un centro al área y un rebote encontró el muslo de Facundo Almada, que la empujó como pudo y la pelota se metió mansa por arriba del arquero uruguayo. El zaguero volvió a anotarse en el marcador, tras el gol que venía de convertirle a Racing.

En las tribunas aún se gritaba el gol cuando el Chipi Frías quedó cara a cara con Mele, que le ganó el duelo. Después tuvo una chance inmejorable Alejo Veliz, que recibió un preciso centro de Lautaro Blanco, le puso el pié a la pelota, pero se le elevó demasiado.

Más allá de merecimientos, el conjunto comandado por el Apache sigue sin ganar. Y preocupa. El empuje y la actitud parecen ser insuficientes para quedarse con los tres puntos, independientemente del rival de turno.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Gobernar cuesta un Perú

El Congreso de Perú aprobó con 101 votos la destitución del presidente, quien había disuel