Los trabajadores de Petinari conformaron la Cooperativa ADO.
Los trabajadores de Petinari conformaron la Cooperativa ADO.

Después del garrón del desalojo, los trabajadores de Petinari reciben cada vez más apoyos a su reclamo de trabajo digno. Entre ellos, una carta del obispo de Merlo-Moreno que reivindica la cooperativa que conformaron para reactivar la fábrica.

La de este último lunes fue otra jornada muy intensa para los trabajadores de la ciudad bonaerense de Merlo que, a la vez que sostienen una guardia permanente frente al establecimiento fabril del que fueron desalojados por centenares de policías, redoblaron las gestiones en busca de apoyo a la continuidad de la actividad bajo gestión de la cooperativa Acoplados del Oeste (ADO).

En ese trajín, los laburantes se reunieron con el intendente y concejales de Merlo y también con el obispo de la diócesis local, Fernando Maletti, quien los recibió acompañado por otros curas y miembros de la Pastoral Social.

En cada una de esas reuniones, los trabajadores de ADO fueron acompañados por Francisco Martínez, referente de la cooperativa Textiles Pigüé y secretario de la Federación Actra (Autogestión, Cooperativismo, Trabajo), quien destacó “la enorme importancia de sumar el respaldo del intendente, los concejales y el obispo”.

“Desde el mismo viernes del desalojo, estamos convocando a todos los sectores a ayudar a los compañeros de ADO a volver a ingresar a la fábrica y continuar la reactivación que habían comenzado, con el objetivo de no ver a sus familias condenadas a la desocupación, la pobreza, la exclusión”, relató Martínez, vinculado a los trabajadores de ADO desde el inicio del camino de la autogestión en la fábrica de acoplados, en el año 2015.

“Fue una jornada muy movida, porque además de poder reunirnos con el intendente, los concejales y el obispo, hubo otro apoyo de enorme valor, que fue el de un grupo docentes que volvían de la gran movilización en Buenos Aires y pasaron a acompañar esta lucha”, dijo también Martínez.

“En cada reunión, en cada charla que tenemos con distintos interlocutores, remarcamos que lo que está en juego acá son fuentes de trabajo de las que dependen muchas familias. No se trata de caprichos ni de aventuras. Si los patrones cumplieran sus obligaciones de gestionar las fábricas, pagar los sueldos, respetar los derechos laborales, no tendríamos estos conflictos”, remarcó el secretario de Actra, federación integrada por varias empresas recuperadas y cooperativas santafesinas.

“Esperamos volver a encontrar comprensión y apoyo en los legisladores de Buenos Aires para insistir con la expropiación y que los compañeros puedan retomar el trabajo rápidamente”, añadió Martínez.

El año pasado, la Legislatura de la provincia de Buenos Aires había aprobado por unanimidad una ley de expropiación de la fábrica a favor de ADO. Pero después la norma fue vetada por la gobernadora María Eugenia Vidal; y un juzgado de Morón dictó la orden de desalojo que se cumplió el último viernes.

La carta del obispo

Tras la reunión con el obispo Maletti, los trabajadores de ADO recibieron una carta del obispado que aquí se transcribe:

Merlo-Moreno, 6 de marzo de 2017.

Queridos hermanos y amigos de Acoplados del Oeste y sus familias:

Todos nosotros hemos quedado conmovidos al enterarnos del desalojo sufrido.

Queremos expresarles una vez más, como Iglesia diocesana, nuestra cercanía y solidaridad, en estos momentos en que sufren en su dignidad de personas trabajadoras, al haber quedado privados de sus fuentes de trabajo.

Como nos dijo Francisco, “no existe peor pobreza material, que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”.

Y duele más todavía cuando se sabe que tal privación no era absolutamente inevitable, ni económicamente ni legalmente.

Nos dice Francisco, “necesitamos también mirar hacia las empresas con dificultades, la que los propietarios dejan morir y que en lugar de ello podrían ser revitalizadas a través de la adquisición por parte de los trabajadores”. Habíamos soñado mucho a través de la lucha de ustedes con la hipótesis de que surgiera una verdadera cooperativa en la cual los trabajadores sean protagonistas.

Por eso, desde la Pastoral Social de la Diócesis Merlo-Moreno nos hemos mantenido informados y respetuosamente hemos acompañado alguna de sus gestiones.

Además, desde la parroquia del lugar impulsamos junto a ustedes la fuerza de la oración y en celebraciones de la palabra y eucarísticas, en peregrinaciones a la Capilla San Cayetano del lugar, bendiciendo sus familias e intronizando en la entrada del predio una imagen de la Virgen de Luján como señal de una madre que nunca nos abandona, y junto a ella una mayólica con la figura del querido Papa Francisco que desde su pastoreo, acompaña y bendice las luchas de aquellos que reclaman tierra, techo y trabajo.

Mientras se siguen multiplicando las víctimas “de un sistema económico que excluye, degrada y mata”, también parafraseando a Francisco, los invitamos a ser “personas mejorando sus comunidades a través de la organización”, y de corazón nos comprometemos a ayudarles en los que nos sea posible en ese camino de esperanza renovada.

Pidamos a Dios que, en este momento, nos ilumine y nos sostenga para no decaer en esta difícil situación; y a María de Guadalupe, que nos cobije en la esperanza de construir un mundo más justo.

Fernando Carlos Maletti

Obispo de Merlo-Moreno
P. Rubén López

Párroco Nuestra Señora de Pompeya
Equipo Diocesano de Pastoral Social

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Lobo suelto, Central atado: caída en el debut de Tevez

El Canaya no despega, ni siquiera con la llegada de Carlos Tevez, recibido por el Gigante