El Palacio Vasallo homenajeó este miércoles a protagonistas de la firma del “Acta de Compromiso Democrático” quienes en la Semana Santa de 1987 cerraron filas contra el levantamiento militar carapintada.

En la actividad, que tuvo un perfil ecuménico en términos político partidarios, puesto que estuvieron referentes de las distintas fuerzas que en aquel entonces cerraron filas para defender la renaciente democracia, la presidenta Daniela León, fue la encargada de dar la bienvenida a los presentes, que colmaron las bancas y la barra del recinto de sesiones. “Hoy es un día de gloria en que recordamos el 30ª aniversario de la firma del acta de compromiso democrático, según el proyecto presentado por el concejal Diego Giuliano que acompañé y fue votado por unanimidad”, expresó y luego reforzó: “Es un hecho que nos llena de orgullo y nos recuerda cuando la ciudad se puso al hombro la defensa de la democracia y sus instituciones”.

En el palco de honor se ubicaron protagonistas de aquella gesta, el ex gobernador justicialista de la provincia de Santa Fe, José María Vernet, el ex diputado nacional por el radicalismo, Luis “Changui” Cáceres, quien por entonces era presidente del Concejo Municipal, Emeterio Pastor, y el actual ministro de la Corte Suprema de la provincia y ex secretario de Justicia Roberto Falistocco.

Además de destacar la participación de la ciudadanía y las instituciones en aquellos momentos en que la democracia argentina pendió de un hilo, León recordó la presencia del ex intendente Héctor Cavallero, sentado en una banca, y quien por aquellos días era concejal por el Partido Socialista Popular (PSP).

Giuliano fue el primer orador de la jornada y recordó aquel acto a favor de la democracia que se concretó a través de un acta de compromiso y de varias manifestaciones populares. “Ese acta que se suscribió no fue certificada por un escribano, porque el escribano no fue uno solo sino las 40.000 personas que se dieron cita en la plaza del Monumento a la Bandera”, expresó el edil de Rosario Federal.

En ese sentido, rescató que el propio Vernet “descubrió un intersticio en el artículo 107º de la versión anterior Constitución Nacional que señalaba a los gobernadores de provincias como garantes del cumplimento” de la carta magna. “Fue un especie de darse cuenta colectivo en cuanto a la valoración del sistema democrático. Y no era algo fácil en ese momento, cuando la dictadura se iba yendo de a poco y habían pintado la democracia. Ahora parece fácil pero en 1983 parecía que la democracia no pasaba la prueba, siempre estaban los golpes que se agazapaban desde algún lugar”.

Como contraste, Giuliano recordó que en aquellos días de abril de 1987 el mayor Ernesto Barreiro –iniciador del alzamiento– se negaba a comparecer en los juicios por crímenes cometidos durante la dictadura. “Ahora, 30 años después, un Tribunal Federal de Córdoba lo condenó por 65 homicidios, 228 apropiaciones de libertad y el robo de una niña de 10 años”, afirmó.

Luego de darse lectura al texto legal que dio origen a la ceremonia, se exhibió un documental sobre los hechos ocurridos entre el 16 y 19 de abril de 1987, cuando la sublevación liderada por el carapintada Aldo Rico atentó contra una democracia de apenas tres años. En aquellos momentos, Vernet junto a otros tomó la decisión de trasladar la gobernación santafesina al Palacio Vasallo y desde allí se conformó una trinchera política para evitar cualquier intento golpista.

El video fue realizado por el cineasta Charly López y con documentación aportada por Silvia Fernández León, quien en aquel momento era empleada del Concejo, y luego edila por el Partido Socialista Democrático. También incluyó imágenes de los archivos de el diario la Capital y Canal 5.

Después hizo uso de la palabra Pastor, quien rescató “la vigilia” realizada en la jornada por todos los concejales, dirigentes y militantes. “Tengo la sensación que el tiempo no borró la memoria”, dijo a modo de agradecimiento.

El actual ministro de la Corte Suprema de Justicia de la provincia y por ese entonces secretario de Justicia provincial, Roberto Falistocco, fue el siguiente orador, quien destacó que “me parece muy bueno que recordemos después de 30 años” y aludió a los gestos para fortalecer a la democracia, para ejemplificar entre ellos a la decisión que adoptó el entonces gobernador José María Vernet de decidir que el traspaso de mando a quien lo sucedió en el cargo, Víctor Reviglio, se hiciera en la plaza, frente a la Casa Gris.

El dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR), por aquel entonces titular del comité provincial y secretario del nacional, Luis “Changui” Cáceres, a su turno, realizó algunas reflexiones y al iniciar sus palabras dijo que “hoy me saqué una duda”, para indicar que lo había consultado a Vernet, que le dijo que no respecto de si había escuchado un antecedente respecto a la decisión de instalar en Rosario la sede del gobierno, para recordar que en 1966, “cuando se sabía del golpe contra Don Arturo Illia, los gobernadores Aldo Tessio, de Santa Fe y Carlos Contín, de Entre Ríos, lo fueron a ver para decirle de instalar el gobierno en Rosario, porque el entonces jefe del II Cuerpo, el general Caro, había anunciado que respetaría la legalidad, “pero Don Arturo” no lo consideró.

Al evocar los momentos de 1987 dijo que “enterado muy temprano de lo que pasaba en Córdoba lo llamé al gobernador Vernet y resolvimos ir a Buenos Aires, donde lo vimos a Alfonsín”. Y recordó los dichos de Alfonsín respecto a que “no quería muertos y que si tendría que haber uno era él”.

Más adelante destacó la decisión, contrariando las decisiones del presidente de movilizar a la Plaza de Mayo, y el pedido de un tren para concurrir a Buenos Aires, para resaltar “el esfuerzo de todo un pueblo” en la defensa de la democracia.

Luego recordó todo lo realizado en la democracia y lo que falta realizar a las nuevas generaciones. En los tramos finales dijo que “importa poco si lo hace un radical, un peronista, un PRO o un socialista, lo que le importa a la gente es que lo haga”.

Cerró los discursos el ex gobernador de la provincia, José María Vernet, quien destacó que tras el diálogo con Alfonsín, al que en ese momento “era mirarlo y sentirlo como Salvador Allende”, cuando los efectivos de Granaderos preparaban la defensa de la Casa Rosada, decidió quedarse en Rosario y desde aquí disponer la defensa de la institucionalidad.

Evocó muchas de las decisiones que se adoptaron en esos momentos, entre ellos el pedido a cada intendente a cada presidente comunal para que la gente saliera a las plazas. “Tenía idea de usar la autoridad”, dijo y recordó una charla con el general Ernesto Alais, en la que le dijo que “usted responde al comandante en jefe –Alfonsín– pero si no está usted responde a mí y vamos a ver qué hacemos”.

Luego de los discursos, recibieron diplomas recordatorios el ex gobernador Vernet, Cáceres; Pastor y Falistocco y luego también los concejales que participaron de aquellos momentos: Juan Carlos Altare, Luis Ballerini, Héctor Cavallero, Nelson De Lajonquiere, Vladimiro Escauriza, Luis Lizondo, Luis Quaranta, Carlos Silvetti, Delfor Quiroga y Daniel Malaponte; el ex secretario general del Concejo, Héctor Prémoli y el ex subsecretario, Mateo Capillo.

De igual modo los recibieron el ex titular del comité departamental de la UCR y también ex edil, Jorge Serrano; el ex tesorero de la UCR, Oscar Delgado, quien fuera también concejal; los ex diputados nacionales Raúl Milano, Roberto Sanmartino y Juan Carlos Millet; el dirigente socialista Juan Carlos Zabalza; quien por entonces presidía la Federación Universitaria de Rosario (FUR), Pedro Pavicich; el periodista Oscar Bertone, quien junto al por aquel momento vocero de Vernet, Oscar Feito, trabajaron en la tarea de difusión de lo que se decidía desde el Palacio Vasallo y los ex presidentes del Concejo, Alejandro Gerosa, Marta Sánchez, Osvaldo Mattana, Luisa Donni y Rafael Ielpi. También recibió un diploma la presidenta del Concejo, Daniela León.

Además de los dirigentes y autoridades mencionadas, junto a los ediles de todas las bancadas, también se hicieron presentes en el acto de este miércoles en el Concejo el ministro de Trabajo de la provincia y ex concejal Julio Genesini; dirigentes de diferentes sectores, entre ellos los secretarios generales de la Asociación Empleados de Comercio, Luis Batistelli; Asociación Bancaria, Matías Layús; Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner; Sindicato Argentinos de Docentes Privados (Sadop), de Rosario, Martín Lucero y de la Asociación del Personal Legislativo y ex edil, Oscar Daniele.

Fuente: Prensa Concejo

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad
Comentarios cerrados

Sugerencia

Para el FMI, Argentina tiene “una inflación muy elevada”

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario, Alejandro Wern