“Se ratifica la denuncia que hicimos en febrero, cuando recibimos el reclamo de los vecinos de la zona”, señaló la concejala Lorena Giménez, del Bloque Compromiso Social, para referirse “al estado de abandono de la estación Rosario Sur”, que durante las últimas horas fue título de diarios y noticieros locales.

“Se ratifica la denuncia que hicimos en febrero, cuando, luego de recibir el reclamo de los vecinos de la zona, efectuara una visita a la misma en la que detectó el estado de deterioro en el que se encuentra sin que ninguno de los niveles del Estado interceda en su control y funcionamiento”, indicó Lorena Giménez, a propósito de la noticia difundida las últimas horas, sobre la que se montó una suerte de discusión entre la municipalidad y la Nación sobre las responsabilidades de mantenimiento del apeadero.

A través de un comunicado de prensa, la edila recordó que hace tiempo constató “irregularidades tales como baños clausurados con un alto nivel de falta de higiene, escaleras mecánicas sin funcionar, un ascensor para personas con movilidad reducida que tampoco opera y una planta alta con un bar que permanece sin concesionar siendo que este espacio podría utilizarse para instalar un centro cultural u otro proyecto que otorgue un beneficio a la ciudadanía”.

Según la concejala “la estación evidencia que ninguna de las gestiones actuales han intercedido para mantener el lugar en condiciones y asegurar que los usuarios puedan utilizar las instalaciones sin riesgos ni disgustos”. “Un claro ejemplo de ello es la falta de accesibilidad para personas con movilidad reducida, quienes no tienen posibilidad de llegar a la planta alta en donde se encuentra el único baño habilitado para que los mismos puedan utilizar, debido a la falta de funcionamiento del ascensor y de las escaleras mecánicas”, apuntó Giménez.

“Una de las irregularidades más notorias es la falta de higiene y de mantenimiento de los baños públicos. Los que están en plata baja se hallan clausurados, sin luz (siendo que los sanitarios se utilizan en horario nocturno cuando los trenes están transitando), sin bomba de agua y en un estado de falta higiene deplorable”, detalló la edila. Y añadió: “Este ultimo hecho genera un ambiente altamente insalubre y es aún más grave teniendo en cuenta que es la única alternativa que se le ofrece a las personas con movilidad reducida al no poder acceder a los baños de plata alta”.

Giménez también enfatizó que “en la parte de arriba de la estación, donde permanece un bar que está en desuso y sin concesionar, la Municipalidad debería realizar las gestiones necesarias para poder emplazar allí algún proyecto que sea beneficioso para los vecinos de la zona, tal como un centro cultural o una iniciativa similar que apunte a la promoción de la cultura, la educación o la salud de los ciudadanos que viven cerca de la estación”.

“Resulta difícil impulsar a los ciudadanos a utilizar este medio de transporte si no se realizan las tareas necesarias para que el servicio evidencie un crecimiento y una mejora considerable que aumente la demanda del mismo”, se quejó la concejala. Y agregó: “Si bien la estación Rosario Sur es responsabilidad del Ministerio de Transporte, tanto el gobierno nacional como municipal deben desarrollar las gestiones pertinentes para evitar que siga deteriorándose”.

Para Giménez “el Ejecutivo municipal debe exigir y controlar la puesta en marcha de las medidas que la estación necesita para estar en condiciones para su uso y un futuro crecimiento”. “Bajo ninguna circunstancia una obra tan beneficiosa para la conexión de Rosario con otras localidades puede evidenciar un estado de abandono como en el que hoy se encuentra”, concluyó la edila.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Renunció Guzmán al cargo de ministro de Economía

El ahora ex titular de esa cartera publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al p