La Multisectorial contra los tarifazos de Rosario junta firmas para al menos congelar los desproporcionados aumentos en gas, luz y agua. Alberto Muñoz, de Unión de Usuarios y Consumidores, dijo que el gas subió en promedio 1.600 por cuiento desde que gobierna Macri y alertó que después de las elecciones se viene otra vuelta en los incrementos de los servicios públicos.

Después de una serie de presentaciones judiciales que quedaron boyando en los tribunales, la Multisectorial contra los tarifazos de Rosario decidió juntar firmas con el objetivo de frenar las subas de tarifas “hasta que se recuperen los salarios”, para limitar los despidos de trabajadores, cerrar importaciones que afecten al mercado interno y suspender cortes en los servicios de primera necesidad para las familias.

“El cuadro de situación es alarmante. Las tarifas no son caras, son impagables. El usuario se da cuenta de que le están robando, pero no puede saber cuánto”, dijo Alberto Muñoz, titular de Unión de Usuarios y Consumidores de Rosario.

Muñoz repasó los sucesivos incrementos en el servicio de gas: “En la tarifa de gas, el segmento R-3-1, un rango intermedio que corresponde a una casa de familia, en noviembre de 2015 el metro cúbico costaba 0,21 peso. En febrero de 2016 pasó a costar 0,85. En octubre del año pasado, con la famosa resolución del ministro (de Energía, Juan José) Aranguren, el metro cúbico trepó a 3,01 pesos. Y en abril de este año subió a 3,75. Es decir, si hacés el cómputo en ese segmento la factura de gas subió en un año y medio 1.680 por ciento. Es como si se multiplicara por 18 lo que uno pagaba en 2015 contra lo que paga ahora”.

En declaraciones al programa Poné la pava (radio Gran Rosario), Muñoz recordó que “Aranguren, ex gerente de Shell, decidió subir de manera sideral el precio del gas en boca de pozo, lo que explica en mayor parte lo que hoy se paga de gas residencial. El ministro dice que no se hizo todo el aumento y avisa que en noviembre, después de las elecciones, se viene la segunda parte”.

El presidente de la organización local que defiende a usuarios y consumidores alertó que “lo mismo sucede con la luz, cuya suba fue del 300 por ciento, y con el agua”. En este sentido, Muñoz señaló que en Rosario y en las localidades donde presta el servicio Aguas Santafesinas “todavía falta un aumento más”. Y agregó: “El gobierno provincial hizo una audiencia, donde planteó un aumento del 42 por ciento en el agua. Pero después anunció un retoque. Es decir que la suba del agua este año será del 70 por ciento”.

Muñoz indicó que los trabajadores vienen perdiendo poder adquisitivo porque negociaron aumentos salariales en paritarias por debajo del índice de inflación. Para graficar: “La inflación del año pasado fue del 42 por ciento. Sin embargo tenés un combo donde productos y servicios de primera necesidad subieron mucho más que el 42 por ciento. Eso significó que al sueldo le rebanaron una feta grande”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Amsafé aceptó la propuesta de la Provincia en una ajustada votación

La Asamblea Provincial del gremio de los docentes estatales votó a favor de la propuesta s