El Tribunal Oral Federal (TOF) de San Miguel de Tucumán condenó este viernes a seis represores como autores de crímenes de lesa humanidad, cometidos en esa provincia entre 1975 y 1976.

El máximo de la pena recayó en el ex policía Heriberto “El Tuerto” Albornoz, Armando de Cándido, Ricardo Oscar Sánchez, Jorge Omar Lazarte, Miguel Angel Moreno y Enrique José del Pino, mientras que Néstor Rubén Castelli fue condenado a 18 años, Jorge Gerónimo Capitán, 16 años y Manuel Rubén Vila a la pena de 10 años de prisión.

Todos ellos fueron encontrados culpables de delitos que van de privación ilegítima de la libertad, tormentos, tormentos agravados y homicidios agravados, así como también abusos y violaciones sexuales, cuyas víctimas sólo fueron mencionadas por sus iniciales, y que el TOF consideró “crímenes contra la mujer y violencia de género”, según las convenciones internacionales.

En tanto, Antonio López recibió 4 años por tormentos y privación ilegitima de la libertad, pero fue excluido del cumplimiento de la pena y liberado durante el juicio por su participación como militar durante la Guerra de Malvinas, mientras que los demás acusados fueron absueltos.

Las víctimas suman 271, lo que convirtió al proceso en el más grande celebrado en el TOF, integrado por los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga, que difirió la lectura completa de los fundamentos de la sentencia.

La audiencia de este viernes, convocada para las 15, demandó mas de dos horas de lectura del veredicto, ante una sala colmada de familiares de las víctimas que colocaron carteles con sus fotos y celebraron algunas de las sentencias condenatorias.

La mayoría de los 17 acusados son ex integrantes del Ejército, acusados de cometer crímenes contra miembros del grupo Montoneros y del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), además de partidos políticos, sindicatos, organizaciones estudiantiles y religiosas, y activistas populares en general.

Los efectivos comenzaron el operativo durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón pero continuó hasta que se produjo el último golpe militar, en marzo de 1976, cuando derivó en gran cantidad de desapariciones forzadas y el establecimiento de centros clandestinos de detención.

Los delitos que se cometieron durante el Operativo Independencia, que se inició con un decreto firmado por la ex presidenta Estela Martínez de Perón el 5 de febrero de 1975 que bajo el argumento de “neutralizar y/o aniquilar el accionar de elementos subversivos en la provincia de Tucumán” ordenaba a las fuerzas armadas iniciar el plan represivo primero comandado por Acdel Vilas y luego por Antonio Domingo Bussi.

Los acusados absueltos fueronn Ramón César Jodar, José Luis Del Valle Figueroa, Alfredo Alberto Svendsen, José Ernesto Cuestas, Francisco Camilo Orce, José Roberto Abba, Omar Edgardo Parada, según un cable de la agencia NA.

“Se trata de la megacausa más grande que se ha enjuiciado en el Tribunal Oral de Tucumán. De los 20 imputados iniciales, han quedado 17 acusados vivos, de los cuales 10 están presentes en Tucumán y 7 siguen las instancias del proceso a través del sistema de videoconferencia desde Buenos Aires”, había destacado en un comunicado Abuelas de Plaza de Mayo.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Derechos Humanos

Dejá un comentario

Sugerencia

Reforma previsional: marchas, represión y paro de la CGT

El ajuste de Macri genera cada vez más rechazos. Gendarmería reprimió a movimientos social