El combinado nacional tuvo su primera práctica con todos los convocados, de cara a los amistosos ante Rusia y Nigeria. “Es la última gran chance de esta generación”, dijo Mascherano sobre el Mundial que viene.

Bajo las órdenes de Jorge Sampaoli, la Selección Argentina realizó un entrenamiento este martes en el predio del Spartak de Moscú y participaron los jugadores que llegaron del fútbol local: Cristian Pavón y Darío Benedetto, Enzo Pérez y Fernando Belluschi. Y así realizó su primera práctica en tierras rusas con el plantel completo.

Según el comunicado dado a conocer por el departamento de prensa de la AFA, el DT de Casilda dispuso trabajos de «acortamiento de espacios, postura de línea defensiva, balones cruzados y corrimientos transversales». En tanto, los delanteros se enfocaron en «demarcación combinada, a través del juego, amenaza al marcador central con movimiento y definición».

Argentina volverá a entrenarse miércoles, jueves y viernes en doble turno, y ese último día el entrenador Sampaoli dará una conferencia de prensa previa al duelo con Rusia, el sábado a las 10 (hora Argentina) en el Estadio Olímpico Luzhnikí, que será sede del partido inaugural y de la final del Mundial del 2018. Mientras que el martes venidero será el segundo encuentro amistoso ante Nigeria, en la ciudad rusa de Krasnodar.

Masche se juega la última ficha

De estar en la lista definitiva, el Mundial de Rusia 2018 será sin dudas el último de Javier Mascherano dentro del campo de juego, y el cuarto en su cuenta personal. «Tenemos que ir a buscar nuestra última oportunidad. Rusia es la última gran chance de esta generación”, reconoció el máximo referente –junto con Lionel Messi– de la Albiceleste.

Sobre la cita máxima y la posibilidad de cruzarse de entrada con España –la más fuerte de las selecciones que no son cabeza de serie como sí lo es Argentina– el defensor del Barcelona, admitió: “Lo primero que uno pretende es que sea medianamente accesible (la fase de grupos), que no tenga rivales que te generen incomodidades, aunque los partidos hay que jugarlos y puede pasar cualquier cosa. Si pudiera elegir, no me gustaría cruzarme con España”.

“Es una selección que por su manera de jugar es muy incómoda, sobre todo para nosotros porque trata de mantener el protagonismo. Tiene mucho la pelota y es muy difícil sacársela por los jugadores que tienen”, agregó el Jefecito en diálogo con el canal TyC Sports.

Por último, reconoció que «hay una liberación después de la clasificación” en la última fecha de las Eliminatorias. “Quedar afuera del Mundial hubiese sido un palazo. Si no íbamos, muchos hubiésemos dado un paso al costado, habría empezado otro ciclo, con otra generación de futbolistas, y no sé si con otro cuerpo técnico», sostuvo Masche, y aclaró: “Sino corregimos, no hacemos autocrítica, estamos en el Mundial pero seguimos en el mismo lugar».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Argentina tuvo la pasta del campeón

La Selección nacional superó 3 a 0 a la Azurra con goles de Lautaro Martínez, Ángel Di Mar