Una trabajadora municipal afiliada a ATE Quilmes fue brutalmente golpeada en su domicilio luego de encabezar días atrás una protesta por despidos. Desde el gremio estatal apuntaron contra el intendente macrista Martiniano Molina. ATE Rosario se sumó al repudio.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunciaron que la empleada municipal de Servicios Públicos de la Delegación La Paz, Laura González, recibió un “brutal ataque” este martes por la mañana en su domicilio.

“Fue brutalmente golpeada por dos hombres armados y con cascos, que irrumpieron en su casa y la amenazaron: «dejate de joder con los reclamos por los despidos si no querés que tus hijas sufran las consecuencias», dándole los horarios de salida y entrada de las niñas y los horarios de la casa”, revelaron desde el sindicato en un comunicado.

Desde la Comisión Directiva de ATE Quilmes informaron que la mujer “está internada en terapia y permanece en observación, ya que sufrió golpes en todo el cuerpo y patadas en la cabeza”. Además –continúa el escrito– su hijo también resultó golpeado. “No robaron ninguna pertenencia, fue una acción pura y exclusivamente de amedrentamiento y amenaza contra una compañera que viene luchando en la calle por sus derechos. Y por lo tanto, contra nuestra Asociación”.

Desde el gremio estatal recordaron que Laura había encabezado semanas atrás las denuncias contra el Secretario de Servicios Públicos, Sergio Chomyszyn, por amenazas contra ella, en la pelea por horas extras para sus compañeros de la delegación La Paz. La semana pasada, también había participado de una una movilización al Concejo Deliberante del Municipio, por el despido de 46 trabajadores.

“Repudiamos este hecho y hacemos responsable al poder político de Quilmes por lo sucedido y exigimos una inmediata investigación de los hechos, para que se condene a los responsables materiales e ideológicos de ésta amenaza de matones a sueldo”, reclamaron. “Hacemos responsable al intendente Molina por la integridad física de los trabajadores que luchan por sus derechos y contra los despidos de su gobierno”, agregaron.

En este sentido, desde el Departamento de Género ATE Rosario se sumaron al repudio de este “semejante hecho de violencia” ocurrido en el barrio La Paz, de la localidad bonaerense.

“Las mujeres de ATE estamos alertas y movilizadas, exigimos inmediato esclarecimiento y condena a los responsables. No vamos a retroceder ni un paso frente a la revancha machista de los funcionarios que sostienen estructuras violentas y mafiosas”, expresaron desde Rosario.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Coronavirus en Santa Fe: ampliarán la capacidad de inoculación en los vacunatorios

La ministra de Salud provincial, Sonia Martorano, confirmó que a partir de este miércoles