La Lepra perdía su partido ante Atlético por el gol de Gervasio Núñez, pero en la última bocha apareció Joaquín Varela para decretar el 1 a 1 final, que se condice más con lo que pasó en el campo de juego.

En la continuidad de la fecha 22 de la Superliga, la Lepra igualó ante el Decano, en el estadio Monumental José Fierro, y así cortó una racha adversa de cinco derrotas consecutivas fuera del Coloso Marcelo Bielsa.

El equipo de Omar De Felippe mostró lo mejor en el inicio, siendo claro dominador del encuentro y contando con las mejores oportunidades, siempre en los pies de la Pantera Leal. Es que el delantero estrelló un tiro en el palo en un tiro libre, y luego en un rebote en el borde del área, su remate dio en el travesaño.

En el medio de esas dos jugadas, el rojinegro durmió a la salida de un córner, y pagó cara la siesta: Gervasio Núñez jugó rápido y corto un tiro de esquina con José Luis Rodríguez, que se la devolvió de primera y con un certero zurdazo al palo más lejano del tapado Nelson Ibáñez, convirtió a los 25’, dejando al desnudo la desatención de la defensa.

Newell’s careció de ideas en la segunda parte y el trámite del partido se le hizo cuesta arriba. No logró sostener la intensidad que había tenido en el primer tiempo, y casi no inquietó a Augusto Batalla, que además de tener a los postes como cómplice, también le ganó en el mano a mano al atacante portugués, que tuvo su revancha en el revote, pero Cristina Villagra alcanzó a rechazar en la línea.

Pero al conjunto rosarino le iba a quedar el tiro del final, para cerrar la tarde con un dejo de justicia futbolística. A los 48’, Varela recibió un pase atrás del ingresado Milton Treppo, que no se tentó con finalizar la jugada y el zaguero la culminó con un puntinazo. El juvenil volvió a calzarse la pilcha de héroe, tal como le ocurrió en la fecha 13 de este torneo, ante Arsenal, cuando un gol suyo en el Coloso le dio la victoria al conjunto dirigido por entonces por Juan Manuel Llop.

Cada vez que pisa terreno ajeno, al rojinegro le cuesta hacer pie, independientemente del rival que tenga enfrente. En esta ocasión, no supo sacar provecho del desgaste que acarrea el equipo del Ruso Ricardo Zielinski, que llegaba a este compromiso con una derrota al hombro ante Peñarol, en Uruguay, por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Ahora, todas las miradas apuntarán al cruce ante el Atlético Paranaense, por la primera ronda de la Sudamericana. La ida se jugará el jueves próximo, en Brasil, a las 19.15. Para la revancha en Rosario habrá que esperar hasta el 10 de mayo.

Más notas relacionadas
  • La noche rosarina, en debate por jóvenes

    La regulación de la noche y los espectáculos públicos se debatirán el próximo viernes en e
  • A la caza del Halcón

    Luego de que la dirigencia de Central confirmara la continuidad del entrenador, el plantel
  • Los lugares comunes

    El unipersonal escrito y protagonizado por Felipe Haidar, y que debuta el próximo sábado 7
Más por Redacción Rosario
  • A la caza del Halcón

    Luego de que la dirigencia de Central confirmara la continuidad del entrenador, el plantel
  • Hija nuestra

    Eduardo Moreyra, fundador y DT de Orgullo Rosarino, contó la historia de ese equipo de chi
  • Newell’s cayó en la Boca

    A la Lepra le cuesta horrores cada vez que sale del Coloso, y más aún si enfrente tiene al
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Cada vez más rosarinos están disconformes con el transporte público

Al tope de los reclamos figuran la falta de frecuencias y el hacinamiento. El 76 por cient