La diputada nacional santafesina Lucila De Ponti planteó este miércoles que el “Estado debe responder a esta problemática de salud pública” y que “la decisión de terminar con la clandestinidad está en manos de senadoras y senadores”.

De cara al debate tras el cual el Senado votará si sanciona o no el proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito, la diputada nacional Lucila De Ponti insistió en la necesidad de que el Senado apruebe el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados, y justificó el pedido en el hecho de que “sin aborto legal seguirán las muertes evitables”.

“Desde que empezó el debate se puso sobre la mesa esta problemática que tiene que ver con los derechos de las mujeres y personas gestantes, pero que afecta a toda la sociedad argentina. Pase lo que pase, quienes aborten en condiciones inseguras van a seguir muriendo siempre que no desarrollemos desde el Estado políticas para responder a esta problemática de salud pública”, aseguró De Ponti.

Para la legisladora santafesina del Movimiento Evita, “es absurdo que el Estado no ponga en práctica sus herramientas para resolver estas muertes evitables, porque si no se aprueba la norma son una realidad que va a seguir existiendo”. Además, consideró que “las senadoras y senadores tienen en sus manos la responsabilidad de terminar con esa clandestinidad que mata”.

Sin embargo, advirtió que el resultado de la votación no clausura el debate. “Pase lo que pase en el recinto, este proceso social y cultural no se termina con la votación, porque la discusión de fondo es sobre el rol de las mujeres en la sociedad y esto tiene muchas aristas, como la educación sexual, la anticoncepción, los derechos reproductivos y es un tema que va a obligar a la clase política a posicionarse y dar respuestas constantemente”, finalizó.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“Hay que cuidar el trabajo y el bolsillo de la gente”

El diputado nacional formalizó su salida del massismo, y armó el nuevo interbloque Red por