Con las metas del FMI como horizonte el gobierno nacional apura a los gobernadores para abrochar un acuerdo por el Presupuesto 2019. El más firme rechazo vino de Alberto Rodríguez Saá. Miguel Lifschitz parece que se planta. Los mandatarios provinciales están convocados por el presidente Mauricio Macri, quien los que recibirá este martes en la Casa Rosada.

Mientras que la tendencia predominante entre los gobernadores es de disciplinarse ante los requerimientos de La Rosada, que a su vez se somete a los parámetros del FMI, algunos no confirmaron y directamente rechazaron el convite. Tanto el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, como el de Santa Fe, Miguel Lifschitz, salieron a marcar distancia con Cambiemos y pusieron en duda su apoyo al proyecto de Presupuesto del oficialismo, que podría presentarse en la Cámara de Diputados el próximo viernes.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, adelantó que no va a «avalar el Presupuesto» nacional para el año que viene y cuestionó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De esta manera, el mandatario aseguró que si el proyecto de ley, que debe tratarse en el Congreso en las próximas semanas, «es verdaderamente horripilante y no hay otra forma», lo va a rechazar.

Además, Rodríguez Saá señaló que «hay algunos» que ya no ocupan un cargos como autoridades provinciales pero que «van a las reuniones y están operando en ese sentido». “El Fondo Monetario va a conocer el presupuesto de la Nación antes que los gobernadores», se quejó el puntano.

“El país en definitiva va a tener presupuesto, pero nosotros de ninguna manera vamos a avalar un presupuesto que sea del Fondo Monetario Internacional con semejante recorte sobre el tema social. Seguramente vamos a presentar nuestras diferencias, pero vamos a tratar de ayudar lo más que podamos para favorecer a los pobres, a los humildes”, añadió Rodríguez Saá.

Por su lado, el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz, había puesto en duda su firma, a fines de la semana pasada. «No somos responsables del déficit nacional». Por lo pronto Lifschitz ya dio a conocer que no estará presente este martes en la convocatoria a la Casa Rosada.

En cambio, el mandatario provincial emprende un vuelo hacia los Estados Unidos. De todas formas, sí estará en el encuentro con Macri el vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini.

El antecedente más cercano a este encuentro fue durante la firma del denominado pacto fiscal, que representó un duro ajuste para las provincias, y sobre el que además el gobierno nacional incumplió sus acuerdos, puesto que al ya importante recorte que les imprimía luego les quitó los beneficios del Fondo Sojero, trasladando miles de millones hacia la Nación. Ese acuerdo Santa Fe lo firmó, mientras que San Luis no.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

TyC: Televisión y Censura

Estrenaron un documental que repasa la lucha que Pares TV –canal cooperativo de Luján– vie