Movimientos sociales reclamaron este miércoles en las puertas de la sede local de Anses por la declaración de la emergencia social en la ciudad. “Los saqueos empezaron cuando asumió este gobierno”, aseguró Alejandra Fedele, del Movimiento Evita.

Distintos movimientos sociales, políticos y sindicales de la ciudad se movilizaron hacia la repartición estatal ubicada en la esquina de Sarmiento y Rioja –donde compartieron un desayuno solidario– para exigir la declaración de la emergencia social, así como también un aumento de las jubilaciones y pensiones mínimas, las asignaciones y los programas sociales.

“Estamos nuevamente en la calle, esta vez compartiendo un desayuno solidario, para mostrar que nosotros no somos el problema, el problema son las políticas de hambre que está llevando adelante Mauricio Macri y su equipo”, sostuvo Alejandra Fedele, referente territorial del Movimiento Evita.

“Se habla mucho de la conflictividad social y de lo que puede llegar a pasar, pero la realidad es que los saqueos empezaron el 10 de diciembre del 2015, cuando asumió este gobierno y empezó a repartir el patriomonio del país entre sus amigotes de la timba financiera”, agregó Fedele.

La actividad –desarrollada en adhesión al paro convocado por la CTA Autónoma– se dio en el marco de las jornadas nacionales “Basta de hambre, fuera el FMI”, que forman parte del plan de lucha que establecieron las organizaciones sociales, encabezadas por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Evita y Barrios de Pie, frente a la vuelta del FMI a la Argentina y el agravamiento de la crisis económica.

Todos a la mesa

Pasado el mediodía de este miércoles, el Arzobispado de Rosario, sindicatos, organizaciones sociales y de derechos humanos, entidades empresarias dejaron conformada la ”Mesa de encuentro por la emergencia social”, tras una reunión que se desarrolló en la sede sindical de Luz y Fuerza.

Allí, los diversos oradores coincidieron en señalar “las consecuencias gravísimas que ha traído a amplios sectores populares el ajuste que viene aplicando el gobierno nacional”, y la necesidad de “implementar medidas conjuntas para hacerle frente” a esta situación.

En ese sentido, se aprobó la convocatoria para el 20 agosto frente al Concejo Municipal, ya que ese día se tratará la Declaración de la Emergencia Social. Además, los presentes le encomendaron a la Iglesia que inicie las gestiones para concretar una reunión de este espacio con los tres niveles del Estado (Nación, Provincia y Municipio), con el objetivo de solicitar respuestas concretas en lo alimentario, laboral, educativo, sanitaria, adultos mayores y en adicciones.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

De Ponti: “El paro responde al fracaso de este modelo económico”

La legisladora santafesina advirtió que el gobierno nacional insiste en su error. “Por est