El Primer Encuentro Internacional de la Red Sentipensante sobre metodologías participativas,  se realizará en Rosario, entre el 13 y el 14 de noviembre, en la Siberia y el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC).

La preocupación por las formas de participación en los distintos espacios de la vida en sociedad, con perspectivas transformadoras, y la consiguiente necesidad de repensarlas, debatirlas y refundarlas, han motivado la realización en Rosario del original y pluralista Primer Encuentro Internacional de la Red Sentipensante sobre metodologías participativas. Se realizará el 13 y 14 de noviembre en las facultades de Ciencia Política y de Arquitectura, y en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), espacios en los que se espera la concurrencia no sólo de universitarios sino de artistas, representantes de organizaciones sociales y ciudadanos en general dispuestos a compartir sus experiencias.

La organización está a cargo de la Universidad Nacional de Rosario, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), la Maestría en Comunicación Estratégica, la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencia Política, la Municipalidad de Rosario y la Red Sentipensante para la Transformación Social. Esta última agrupa a pensadores de toda América Latina, que entre otras cuestiones plantean una manera diferente de entender la relación ciencia y sociedad –como diálogo de saberes–, y de producción y circulación del conocimiento al que no escinden de las prácticas transformadoras.

Precisamente, uno de los grandes atractivos de la propuesta es que si bien surge desde lo académico, el carácter “sentipensante” –que remite a pensar en la integración de razón y sentimiento– le da una apertura hacia una diversidad de actores. Además, se propone una dinámica que no tendrá esquemas rígidos de expositores y público sino instancias de participación y de producción colaborativa. Habrá una radio en vivo de la cual surgirá un registro sonoro, también se generará otro audiovisual, y todo lo generado en esas dos jornadas se volcará en una plataforma transmedia, con la que se procurará integrar y sistematizar todas las actividades.

“Necesitamos trabajar en un registro que definiría comunicacional, en términos de una conversación ciencia-sociedad. El desarrollo científico y tecnológico es enorme, pero no conversa con las problemáticas de nuestras sociedades y creo que es hora de generar dispositivos que nos permitan sacar provecho de todos los saberes, no sólo de los científicos”, sostiene Sandra Massoni, doctora en Comunicación, directora de la Maestría en Comunicación Estratégica de Rosario –también miembro de la Red Sentipensante– y una de las organizadoras del encuentro.

Con esa premisa, se procura que “todo aquel que tenga algún tipo de experiencia en participación pueda asistir y compartirla”, dice Massoni, quien confía en una concurrencia masiva y plural. Es que, explica, “la idea es repensar, redefinir formatos y rutinas en los ámbitos de los cuales proceden los participantes, para ser capaces de desarrollar otras modalidades de participación”. También observa que “hay organizaciones que se arman y se desarman; y en ese punto hay formas de participación que se resisten a ser institucionalizadas y hay que aprender a sumarse a esos movimientos que emergen y que, cuando se combinan, hacen el Ni una Menos, por ejemplo”.

No sólo ir a escuchar a los grandes pensadores

“Cuando empezamos a pensar en este encuentro dijimos: ‘Basta de ir a escuchar, de que sólo hablen los grandes pensadores o los más famosos. Hay algunos formatos un poco desactualizados de congresos en los que sólo hay posibilidades de ir a escuchar una ponencia, una conferencia, casi nunca hay tiempo para debatir y hay poco lugar para la participación auténtica”, afirma Massoni, y esa perspectiva, que comparten los integrantes de la Red Sentipensante, llevó a que se planteara otro diseño, que fue tomando forma de manera colaborativa a través de Internet y con la participación de alrededor de trescientas personas.

Si bien prevé una conferencia de apertura, a cargo del sociólogo brasileño Boaventura de Sousa Santos, y un cierre dialogado entre Massoni y el español Tomás Rodríguez Villasante –experto en metodologías participativas–, la dinámica apunta a generar espacios de articulación. Para ello, han concebido una estructura en tres niveles. El primero, detalla Massoni, “es el los nodos, donde no sólo se expresarán científicos sino también gente de los movimientos sociales, sindicalistas, educadores, activistas, personas de todos los ámbitos que estén interesadas en repensar la participación o que tengan algún tipo de experiencia, y lo harán en formatos muy originales, como micro relatos, canticuentos, teatralizaciones”.

Luego, agrega: “Los nodos se van a cruzar en un segundo nivel en espacios de Trama, donde están previstos originales dispositivos comunicacionales para vincularse, como por ejemplo una batalla de rap, con rapperos a los que se les dará letra sobre formas de participación; o se realizarán trueques de microhistorias. Todo se va a proyectar en pantallas y la idea es sistematizarlo en el tercer nivel, que es el de los Movimientos. “Lo que ocurrirá será lo que sea capaz de hacer surgir la gente; pero la expectativa es ser capaces de sistematizar lo que pase”, resume Massoni. Lo dicho no quita que al encuentro asistirán exponentes destacados de distintos campos del conocimiento; pero ellos no intervendrán desde un lugar jerárquico sino que lo harán de la misma manera que el resto de los concurrentes.

Conocer y disfrutar

A poco de iniciarse la inscripción, ya se observa que llegarán a Rosario participantes de España, Brasil, Colombia, Perú y de distintos lugares de la Argentina; y esas procedencias no son casuales. Según observa Massoni, en América Latina hay una gran trayectoria en metodologías participativas en investigación, con el fallecido Orlando Flas Borda como un precursor, y en especial en áreas como la Comunicación –campo en el que ella tiene un largo desarrollo y ha publicado numerosos libros–, la Pedagogía y también la Sociología.

“Hay un registro de una ciencia escindida de muchas cosas; pero en particular del disfrute. No se asume que uno hace ciencia, investigación desde de un cuerpo vivo, que tiene emociones; y eso ha sido desconsiderado de las rutinas de los eventos en los que uno, supuestamente, está siendo convocado para debatir el conocimiento científico”, afirma Massoni. Y esa idea también es parte del sesgo que tendrá la convocatoria de noviembre: “La ciencia en el siglo XXI decididamente tiene que cambiar de estructuras y modalidades, y el encuentro tiene esa impronta: cómo intentar ser capaces de innovar”.

Para sumarse

A mediados de septiembre, y mientras en la Facultad de Ciencia Política se desarrollaba el Congreso sobre Democracia, la Red Sentipensante inició la difusión del Encuentro Internacional con una llamada de tambores. La original experiencia –poco frecuente en el ámbito académico– consistió en la confluencia de grupos de personas, que habían arrancado de distintos puntos de La Siberia, en la explanada de la Facultad. Por esos días, ya se había lanzado en la web la inscripción, que los interesados pueden realizar en el siguiente link: https://fcpolit.unr.edu.ar/sentipensante/.

Se trata de una actividad sin costo, pero como requisito para la inscripción hay que enviar –en ese mismo link está la posibilidad de hacerlo– una o más piezas en las que se cuente algún componente de la experiencia del autor en torno a la participación.

Esas piezas se pueden narrar en diferentes formatos. Pueden haber sido presentadas con anterioridad o ser nuevas; y se utilizarán como disparadores de las discusiones grupales. La participación puede ser virtual o presencial. Habrá radio en vivo, talleres y exposición de todo lo que se presente y, luego, se lo integrará en un espacio transmedia.

Más notas relacionadas
Más por José Osvaldo Dalonso
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Para despegar del subsuelo

Avanza el proyecto por un salario básico universal a trabajadores de bajos ingresos, para