Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Con el voto de las juezas Gabriela López Iñíguez y Adriana Pallioti, el Tribunal Oral Nº 4 concedió este martes la excarcelación al ex vicepresidente Amado Boudou, condenado por el caso Ciccone a cinco años y 10 meses de prisión.

Boudou recuperará la libertad con caución real de un millón de pesos y obligatoriedad de uso de pulsera electrónica.

El pasado 7 de agosto, ese mismo juzgado condenó a Boudou a cinco años y diez meses de prisión y dictó su inmediata detención por cohecho pasivo y negociaciones incompatibles de la función pública por la compra irregular de la imprenta de dinero Ciccone, en tiempos en que era ministro de Economía (2009-2011), en una causa en la que a través de todo el expediente jamás pudieron probarse materialmente esos hechos.

Según informaron fuentes jurídicas citadas por el sitio Proceso Digital, “el Tribunal Federal Oral Nº 4 de Buenos Aires aceptó el pedido de excarcelación de Boudou, pero recuperará su libertad, monitoreada con una tobillera electrónica, una vez que se acredite el pago de un millón de pesos”.

«El encarcelamiento sin condena firme sólo puede aplicarse excepcionalmente, y cuando se considere que existe en el caso concreto peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación», consideraron en el fallo conocido hoy las juezas Adriana Palliotti y María Gabriela López Iñiguez, que votaron a favor de excarcelar a Boudou.

Para ambas magistradas, que votaron a favor de la excarcelación, la prisión preventiva debe tener un «carácter cautelar», no punitivo, por lo que al ser de las medidas «más severas» que se le puede aplicar a un acusado de un delito, «se encuentra limitada por los principios de legalidad, presunción de inocencia, necesidad y proporcionalidad».

El magistrado Néstor Guillermo Costabel votó en contra, pero quedó en minoría.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Incidentes en el ingreso a Casa Rosada para despedir a Diego Maradona

Una reja del ingreso a la sede de Gobierno se venció por la fuerza que ejercieron los faná