En el organismo que dirige Cristina Fernández de Kirchner ya se trabaja en lo que llaman “un aporte” para la propuesta educativa “a implementarse en una nueva etapa del proyecto nacional, latinoamericano, popular, democrático y con perspectiva de género”.

Una educación “inclusiva, de calidad y contra la desigualdad”, aumento del presupuesto educativo, cumplimiento de la obligatoriedad escolar que fija la ley de educación nacional y el restablecimiento de la paritaria nacional docente están entre las medidas educativas prioritarias a implementar y que figuran en un documento elaborado por la Comisión de Educación del Instituto Patria. Este instituto es dirigido por la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner, y candidata a vicepresidenta de la Nación, por Unidad Ciudadana.

Se trata de un borrador que esta semana comenzó a circular en las redes, y sobre el que se invita a participar, a hacer aportes, para profundizar en un debate desde diciembre próximo sobre “¿Qué educación queremos?”.

La cara visible de este llamado es el ex ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. A través de un video explica que se trata de un documento de la Comisión de Educación del Instituto Patria, de “autoría colectiva” y que habla “sobre la educación a partir del 10 de diciembre”. Y sobre el que se esperan reflexiones y devoluciones críticas. Además de otros aportes “en clave local y territorial”.

“Es un aporte para construir la propuesta educativa a implementarse en una nueva etapa del proyecto nacional, latinoamericano, popular, democrático y con perspectiva de género”, así se presenta el documento en el que trabaja el Instituto Patria. Define a la educación como “un derecho, una práctica social al servicio de la igualdad y la justicia social y un valor estratégico para el desarrollo nacional” que debe ser garantizado por el Estado.

Contra la desigualdad

“Consideramos falsa la disyuntiva entre inclusión y calidad; ambas condiciones son convergentes. No puede llamarse de calidad un sistema educativo que no incluya a todos los niños, las niñas, jóvenes y adultos que deben estar en sus aulas, y no concebimos la inclusión solo como escolarización, ya que el paso por la escuela es un derecho que se materializa al obtener aprendizajes relevantes”, se pronuncia el proyecto sobre una discusión permanente y para diferenciarse de las posturas de estos tiempos que asocian calidad con resultados de operativos de evaluación estandarizados. “Un sistema educativo –se pronuncia- que busca incluir a todas y todos tiene la calidad educativa como horizonte. Proponemos pensar no en términos de inclusión o calidad, sino en términos de inclusión y calidad contra la desigualdad”.

Por esa misma línea de análisis, el borrador propone una escuela donde se aprenda no solo a leer y a sumar, sino también a convivir con otros. “Pensamos –sostiene el texto- la política educativa para esta etapa, en clara oposición a las actuales políticas neoliberales individualistas y meritocráticas. Sostenemos una concepción de educación democrática, nacional, popular e inclusiva, que fortalezca su pertenencia latinoamericana”.

A la docencia la ubica en un lugar de relevancia para “la consolidación de un proyecto político nacional”. “En la tarea de educar no hay espacio para la neutralidad ni para una liviana administración del conocimiento. Un eje prioritario del tiempo que viene es asumir un debate profundo entre educadores respecto del posicionamiento ante las situaciones de injusticia y los proyectos deshumanizantes, ante nuestro pasado y ante las perspectivas de un futuro incierto”, destaca el documento.

Se distancia totalmente de las políticas neoliberales, disciplinadoras y meritocráticas de pagar salarios por resultados y que avalan las evaluaciones como instrumentos punitivos antes que formativos. Y el texto señala algo clave para la docencia: “No es posible realizar políticas educativas desde el Estado si no es con el acompañamiento de los y las docentes a través de sus organizaciones sindicales”.

Qué deja el gobierno de Macri

A la hora de saber dónde se está parado, el documento advierte que “el gobierno de Cambiemos vulnera severamente el derecho a la educación, situación que se manifiesta en el abandono de las conquistas materiales-presupuestarias, institucionales y simbólicas alcanzadas entre los años 2003 y 2015”.

El análisis remarca la disminución de la inversión y de la subejecución de partidas, y cómo el marcado desfinanciamiento afecta a la educación, la ciencia y la tecnología: “La variación real entre 2016 y 2019 en el presupuesto es de – 17% (de 122 mil millones a 101 mil millones). El Estado Nacional destina este año al pago de la deuda 3,3 pesos por cada 1 peso que destina a educación. La relación deuda-educación se triplica entre 2016 y 2019 de 0,9 a 3,3”.

Y así continúa con datos bien puntuales sobre el desfinanciamiento educativo: el presupuesto universitario desciende en 2019 en un orden del 10 %; Ciencia y Técnica registra un descenso interanual y una caída del 14% desde 2016; el recorte de 1.500 millones de pesos en el Fondo de Educación Técnica incumple con la ley); el destino “Ampliación de la jornada escolar” es recortado de 307 millones de pesos a 34 millones; las acciones de “infraestructura y equipamiento escolar” pasan en el transcurso de un año de 9.200 millones de pesos a 2.600 millones; la meta de “construcción de 3 mil jardines de Infantes” pasa en el año 2017 a 10 mil salas y este año a 768 aulas; la partida de becas se congela y queda en un 25% menos que el año pasado; el destino “Formación docente” se encuentra congelado en 1.400 millones de pesos desde 2016, y la baja en los salarios docentes, que ocupan alrededor del 90 % de los presupuestos provinciales, permite proyectar que la caída se habría profundizado durante 2018 y se agudizará aún más en 2019.

También entran en el plan de ajuste del macrismo la educación de adultos y los programas socioeducativos (orquestas, coros, turismo educativo, por ejemplo). Lo único que aumenta entre 2016 y este año es la partida para evaluaciones educativas costosas y “vinculadas a organizaciones transnacionales con intereses económicos, más que educativos”.

Escuelas seguras y mayor inversión

Entre las propuestas que se evalúan implementar, o al menos son tenidas en cuenta en esta primera circular, están el desarrollo del “modelo de una escuela a la que los niños asistan de 6 a 8 horas diarias”; escuelas seguras con un plan de infraestructura y equipamiento; clara atención del Estado a las escuelas que trabajan en contexto de riesgo; fortalecimiento de la educación en contextos rurales y la intercultural bilingüe; la enseñanza de un segundo idioma; Más deporte, educación física y de los lenguajes artísticos. También la recuperación de los programas socioeducativos.

Sobre la escuela secundaria destaca el desafío de incluir a todos y todas en una escuela secundaria de calidad, lo cual “significa mucho más que preparar para el trabajo o formar élites para proseguir sus estudios académicos superiores”.

Un dato del documento es que se propone intensificar “la educación de Gestión Social”. Respecto de la educación superior alerta sobre la reducción presupuestaria en materia de formación docente con cierres de institutos y de carreras. Se impulsa “la formación permanente pública, gratuita y en servicio”. Se confirma a la universidad argentina como un derecho humano universal, y se marca como iniciativa una necesaria expansión planificada de instituciones y oferta universitaria. “Entre los desafíos, se encuentra la articulación de un Sistema Universitario Público Argentino”.

“El futuro gobierno tendrá el desafío de evaluar la necesidad de incrementar el presupuesto educativo, a través de la sanción de una legislación específica”, señala el análisis del Instituto Patria y recuerda que la ley de financiamiento educativo (26.075, de 2005) logró duplicar la inversión educativa en el término de 5 años.

Se reconoce a las paritarias como “el ámbito principal en el que se juega la relación entre el gobierno y las organizaciones sindicales nacionales”.

El documento completo se puede leer en la página del Instituto Patria www.institutopatria.com.ar

Seminario

En el marco de estos debates, el próximo 19 de junio el Instituto Patria dará comienzo al Seminario intensivo sobre Educación Pública, destinado a docentes, estudiantes, y demás profesionales y personas interesadas en la discusión de las políticas educativas. Es presencial y se desarrollará, durante cuatro encuentros en total: miércoles 19 de junio, jueves 27 de junio, jueves 4 y jueves 11 de julio.

Los encuentros son en la sede de la Fundación Excelencia (Asociación de Personal Superior de Empresas de Energía), en San José 243, de Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Informes y contacto: seminariointensivoeducacion@gmail.com Inscripción en www.institutopatria.com.ar

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Escola do samba crítica contra Bolsonaro

Mangueira, actual campeona del carnaval de Río, presentó un enredo con críticas al gobiern