Con mensajes hacia adentro y hacia afuera del ámbito académico, rodeado de docentes, estudiantes y autoridades locales y provinciales, Franco Bartolacci asumió este martes como nuevo rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). El acto tuvo lugar en el Espacio Cultural Universitario (Ecu), que fue literalmente desbordado por un público diverso. Estuvieron gobernador y vice salientes y entrantes.

El gran salón del ex Banco Nación estuvo repleto. En la primera línea, la intendenta Mónica Fein y el jefe de la Casa Gris, Miguel Lifschitz, compartieron fila con Omar Perotti y Pablo Javkin (gobernador e intendente electos en los últimos comicios) y la concejala María Eugenia Schmuck, su compañera y madre de los hijos de Bartolacci (también presentes).

En ese marco, el ahora ex Rector, Héctor Floriani le tomó juramento a su sucesor, ex-decano de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. A su vez, Bartolacci puso en funciones al nuevo Vicerrector Darío Masía, ex decano de la Facultad de Odontología. Las nuevas autoridades fueron elegidas en la Asamblea Universitaria del 22 de mayo pasado para conducir la Universidad durante el período 2019-2023.

El nuevo Rector juró por la “reforma universitaria, la educación pública y por la Universidad Nacional de Rosario”, mientras que el Vice lo hizo “por y para cada uno de los ciudadanos de la República Argentina”.

Entre representantes de otras universidades, representantes de diferentes espacios políticos, sociales y sindicales, se destacó también la participación de la vicegobernadora electa Alejandra Rodenas; el vicerrector saliente, Fabián Bicciré, representantes de la CONEAU y la Secretaría de Políticas Universitarias.

En un sentido discurso, tras haber jurado como Rector, Bartolacci presentó algunos de los lineamientos de su gestión. La primera medida que proyecta tomar como Rector, es presentar ante Consejo Superior, un proyecto llamado Agenda UNR 2030, que es “una convocatoria a una instancia participativa, horizontal y democrática, para determinar cuáles son los objetivos, que se plantea la Universidad para los próximos 10 años”.

Entre otros de los puntos más destacados, el nuevo Rector mencionó “el compromiso de trabajar, para que antes de fin de este año, las escuelas medias universitarias tengan la ciudadanía universitaria”. Además anunció la creación de una Secretaría Universitaria de Género, la modernización de la estructura administrativa e institucional con la implementación de un nuevo organigrama, y la capacitación del personal no docente, así como la ejecución del «presupuesto participativo universitario».

«Seremos la primer Universidad del país que jerarquizara en el máximo rango de su estructura institucional, una área de Género y sexualidades para que esta matriz de justicia atraviese investigación, currícula, extensión y convivencia», adelantó el flamante rector. «Queremos una universidad –continuó– que asuma la tarea de abonar a una sociedad igualitaria, inclusiva, plural y libre de violencias machistas, dando respuestas concretas a demandas de transformaciones impulsadas históricamente por distintos sectores sociales, principalmente por el movimiento de mujeres, feministas y de la disidencia sexual. Para que sea nuestra voz social…quizás la más fresca y auténtica de todas».

Bartolacci también resaltó que va “a trabajar para que la universidad pública sea un derecho y no un privilegio” y anunció la la puesta en marcha de las prácticas sociales obligatorias, en el marco de una mayor vinculación de las facultades con la sociedad y sus problemas concretos.

«Nuestro compromiso es con una extensión en la que nos animemos a aportar al empoderamiento cognitivo y actitudinal de los diversos actores sociales… y junto a ellos construir una plataforma de aprendizaje y de conciencia crítica propositiva», dijo en ese sentido el nuevo Rector. Y agregó: «Jerarquizar su función en nuestra carrera docente, profundizar el proceso de curricularización, generar una política de expansión de centros territoriales universitarios como espacios integrales de prácticas y avanzar definitivamente con la aprobación de la ordenanza que establezca las prácticas sociales obligatorias, serán las acciones prioritarias que impulsaremos durante los próximos cuatro años».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Suenan de a ocho

El miércoles 27 de noviembre, a las 21, el Octeto Rosarino se presentará en el Complejo Cu