Le dieron 13 años de prisión a un proxeneta que captó una niña mediante engaños en Casilda y la llevó a prostituirse a Santa Fe, en donde la víctima logró escapar luego de sufrir una golpiza.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 de Rosario condenó este jueves a 13 años de prisión a un hombre por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, del que fue víctima una menor, a la vez que sentenció a 6 años a otras dos personas consideras partícipes secundarios, informaron fuentes judiciales.

Los jueces Osvaldo Facciano, Eugenio Martínez y Ricardo Vázquez condenaron Orlando Mario Heredia a 13 años de cárcel por trata de personas con fines de explotación sexual, agravada por haber mediado engaño, violencia, amenazas y abuso de la situación de vulnerabilidad.

Además, según se lee en la sentencia, “por haberse consumado la explotación sexual de la víctima y por el carácter de menor de la misma al momento de los hechos”, publicó la agencia Télam.

La causa se inició en enero de 2014 cuando la víctima, que en ese entonces era menor de edad, logró escapar del tratante luego de sufrir una golpiza y radicó la denuncia en una comisaría de la ciudad de Santa Fe.

Según la investigación, la chica fue captada en la ciudad santafesina de Casilda, mediante “engaños, violencia y amenazas”. Fue trasladada por Heredia hasta la capital de esta provincia, retenida en un monoblock del barrio La Acería y obligada a ejercer la prostitución callejera en la zona de las calles Blas Parera y Castelli.

De acuerdo a lo que se ventiló en el juicio oral, la adolescente era obligada a utilizar un hotel cercano para el ejercicio de la prostitución y también un departamento propiedad de una pareja.

En su alegato, el fiscal del caso, Federico Reynares Solari, señaló que médicos del Hospital Cullen de Santa Fe constataron hematomas y la fractura de su clavícula izquierda de la chica.

La adolescente participó de los reconocimientos de lugares, en donde identificó el hotel donde era forzada a ir contra su voluntad, y también a la vivienda perteneciente a una pareja de ancianos, utilizada para los encuentros sexuales.

Mientras realizaba el reconocimiento vio a una mujer que salía a la sacar la basura y la identificó como quien le abría la puerta del departamento.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Pase a la inmortalidad

La leyenda de Tomás Carlovich sigue más viva que nunca. Un concejal propuso que un tramo d