La Policía detuvo a un hombre que será acusado como partícipe del asesinato de Rodrigo Sánchez, “mano derecha” del presunto narco Esteban Alvarado. El hecho ocurrió en marzo en Fisherton.

Un hombre fue detenido este viernes sospechado de ser partícipe del asesinato de Rodrigo Carlos Sánchez, considerado el “jefe de los sicarios” del presunto narco preso, Esteban Alvarado.

El sospechoso, identificado por la Fiscalía por sus iniciales H.B., fue detenido en uno de los diez allanamientos realizados este viernes en Rosario y Granadero Baigorria, solicitados por la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos de Complejos.

Los procedimientos se llevaron adelante en calle Benteveo al 700, Magaldi al 900, French y Garzón, Asunción al 1300, Gorriti al 5500, Dr. Riva al 300, Tucumán y Larea, todos de Rosario; y en Asunción al 1300 de Granadero Baigorria.

Además de la detención de H.B., la Policía secuestró drogas, por lo que dio participación al juzgado federal en turno, detallaron voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Los allanamientos se ordenaron en el marco de la investigación por el crimen de Sánchez, de 44 años, ocurrido un día antes de la cuarentena obligatoria, el 19 de marzo pasado en la zona oeste.

Para el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Sánchez era “el jefe de sicarios” de Esteban Lindor Alvarado, un hombre procesado por narcotráfico y detenido como instigador de un homicidio y por comandar una asociación ilícita.

Sánchez conducía una camioneta Toyota Hilux color gris cuando fue atacado a balazos en el cruce de Wilde y San Lorenzo, por dos hombres que se movían en un Renault Logan.

El fiscal Alejandro Ferlazzo precisó el día del hecho que en la escena del crimen se secuestraron al menos “veinte vainas servidas de dos calibres”, y confirmó que el auto utilizado por los delincuentes fue hallado luego abandonado en Ezeiza al 300, cerca del lugar del asesinato.

En ese vehículo se movían dos personas que se pusieron a la par de la camioneta Toyota que conducía Sánchez y lo balearon.

Según fuentes de la investigación, Sánchez había visitado a Alvarado unos días antes de ser asesinado en el penal de Piñero, donde cumple prisión preventiva a la espera del juicio oral.

Sánchez es considerado por voceros policiales como “mano derecha” de Esteban Alvarado, un hombre que cumplió condena por robo de autos en el conurbano norte de la provincia de Buenos Aires, que luego se desarmaban en Rosario.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan un libro sobre el peronismo de Santa Fe

La obra “El peronismo de Santa Fe. Frentismo, rupturas internas y desestabilización instit