Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El fiscal Fernando Dalmau en su alegato, acusó al jefe de Los Monos por el delito de “coacción agravada”. La defensa pidió la absolución. El tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles o el jueves, cuando dará a conocer el veredicto.

El fiscal del juicio que se le sigue al jefe de la narcobanda Los Monos, Ariel Máximo Guille Cantero, pidió este lunes que se lo condene a la pena de siete años y medio de prisión por haber amenazado desde la cárcel a un juez provincial que pretendía trasladarlo de lugar de detención.

El pedido fue formulado por el fiscal Fernando Dalmau en su alegato, en el cual acusó a Cantero por el delito de “coacción agravada”, tras lo cual el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles o el jueves, cuando dará a conocer el veredicto.

En tanto, la defensa del jefe de la narcobanda Los Monos solicitó la absolución de su defendido.

El fiscal Dalmau consideró que Cantero fue el autor de un llamado telefónico amenazante que hizo desde una cárcel al juez de Sentencia 3 de Rosario, Edgardo Fertitta.

La sentencia se conocerá entre el miércoles y jueves de esta semana. En la foto el juez Pablo Pinto. | Foto Sebastian Granata/ Télam

En la primera audiencia del juicio, que se desarrolla por videoconferencia, el fiscal Dalmau citó las palabras que fueron pronunciadas por Cantero y dirigidas al juez, desde la cárcel de Rawson (Chubut), el 19 de agosto de 2016: “Decile que se meta el traslado ya sabe dónde y que lo voy a matar”, publicó Télam.

Además de los 7 años y 6 meses de prisión, Dalmau pidió la declaración de reincidencia del líder de la narcobanda, atento a que ya posee cuatro sentencias condenatorias.

Por su parte, la defensa de Cantero, a cargo del abogado Fausto Yurure, le planteó al tribunal unipersonal integrado por el juez Pablo Pinto, que las palabras de Cantero constituyen cuanto mucho “un enojo” pero nunca “una coacción”, por lo que pidió su absolución.

Según pudo acreditar la acusación, aquel 19 de agosto de 2016 Cantero llamó en dos oportunidades al despacho del juez de Sentencia 3 de Rosario, Edgardo Mario Fertitta.

El juez tenía que resolver un traslado solicitado por su defensa, para ser alojado en una penitenciaría de la provincia de Santa Fe.

El abogado defensor Fausto Irure. | Foto Sebastian Granata/ Télam

En la investigación se determinó que ambas llamadas fueron realizadas desde el teléfono público del pabellón 8 Sector B del Instituto de Seguridad y Resociabilización de Rawson.

Las cámaras de seguridad del penal muestran a Cantero en el teléfono al mismo horario que se registraron las comunicaciones.

La primera fue las 12.28 y habló con una secretaria del Juzgado, ante quien se identificó como “Cantero”, pero la empleada le dijo que el magistrado no se encontraba.

Guille insistió 12 minutos después “dejando un mensaje intimidatorio con amenazas de muerte, exponiendo ocasionar un mal grave y futuro siendo en este caso un daño físico a la persona de dicho magistrado”, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

“Te dejo este mensaje. Decile que se meta el traslado ya sabe dónde y que lo voy a matar”, dijo Guille.

Durante el juicio oral y público declararon seis testigos, entre ellos la empleada que recibió el llamado y el juez Fertitta, quien dijo que se atemorizó cuando supo del contenido de la llamada telefónica.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Sergio Maldonado: “No vi el nombre de Patricia Bullrich en los informes”

Para el hermano de Santiago Maldonado, la denuncia del Ministerio de Seguridad al ex jefe