Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

“En la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, a los 2 días del mes de septiembre del año 1930, un grupo de vecinos del Barrio Ludueña, reunidos al efecto de fundar una institución deportiva, dejaron constituido el Club Atlético Deportivo Suderland, cuya finalidad será la práctica de los deportes; interpretando el sentir de los presentes y simpatizantes”, así reza el primer párrafo del acta constitutiva de la entidad ubicada en Camilo Aldao 528, en el oeste de la ciudad, y que acaba de festejar ni más ni menos que 90 años de existencia.

“Nací al lado del club. Es parte de mi infancia, de mi juventud, de mis noviazgos, es parte de mi vida. Desde los 5 años que voy”, dice orgulloso Alberto González, que supo ocupar casi todos los cargos de las distintas comisiones directivas y que actualmente se desempeña como primer vocal. “No pudimos festejar el cumpleaños porque el club está con muchos protocolos, pero cuando termine esto, quedate tranquilo que lo vamos a hacer”, sentencia.

La década infame

“De acuerdo a los fundamentos de la declaración, el Club Atlético Deportivo Suderland posee las siguientes finalidades: fomentar y practicar cualquier deporte, propender el mejoramiento físico, moral e intelectual de sus asociados, estrechando vínculos de unión y sociabilidad. El Club es ajeno a tendencias políticas o religiosas, respetando las ideologías de cada uno de sus miembros. Sus fundadores son Nicolás Guagliatore, Luis Mut, Ricardo Álvarez, Teófilo y Roberto Olguín, José Bueno y Ricardo Rodríguez”, concluye el acta fundacional.

“Era un lugar de encuentro de gente trabajadora de los años 30 –detalla Alberto–. Se encontraban a bailar, a escuchar música, fundamentalmente folclore, pericón. En esa época estaba en Felipe Moré y Santa Fe, después se fue corriendo y se vino para San Lorenzo, que antes era Salta, y Camilo Aldao. La sede era la casa de una mujer viuda, que la donó para el club. Con el tiempo, como había un hombre que vivía enfrente y tenía cancha de bocha, la gente se juntaba en el club a jugar a las cartas, y después varios se iban al frente a jugar a las bochas”.

Pese a que el país vivía momentos turbulentos –ya que cuatro días más tarde de la fundación de la entidad un golpe militar derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen, dando así lugar al inicio de la denominada Década Infame, que culminó con otro golpe, pero a Ramón Castillo, en 1943– el Suderland no paró de crecer. “El club siempre fue creciendo, luego se compraron siete terrenos, y todo se hacía a pulmón, era gente de trabajo, y se fue construyendo de a poco”.

En el año 70, Alberto era apenas un pibito cuando la institución del oeste sorprendió a propios y extraños construyendo una pileta. “El natatorio era todo un boom para nosotros que éramos jóvenes, yo tenía 14. Era algo novedoso para el barrio, para los chicos y para la gente grande también”, rememora este histórico dirigente, que se pone apenas colorado a la hora de confesar que “en la pileta hubo muchos amoríos, éramos unas cien personas las que íbamos por día a bañarnos”.

En el oeste está el agite

Pero además de los chapuzones, el aurinegro también se destacaba por los populares bailongos. “En esa época venían músicos de renombre, los bailes de los jueves del Suderland eran famosos como los del Libertad, como los del Nueva Era. Me acuerdo de los Bombos Tehuelches, orquestas clásicas de antes, de Rosario”, asegura González, que recuerda también que “el club se concesionaba para casamientos”, en los que los más purretes daban una mano: “Yo y el resto de los jóvenes hacíamos de mozos, acomodábamos, limpiábamos, ayudábamos a los grandes”.

De aquella época, saca del olvido a un personaje del barrio que le decían Manón: “Venía siempre y lo hacían cantar, era un pescador de ranas. Todo un personaje el tipo. Es que además había concursos de cantores y el club se llenaba”.

Claro que no era todo joda, y para hacer honor al “Atlético y Deportivo” que reza en su nombre completo, Beto cuenta que también “jugábamos al fútbol, aunque el deporte favorito acá es el tenis con paleta”.

El que no salta es un inglés

“El nuestro es sin la «N»”, aclara Alberto González para evitar el error común de confundir el nombre del club del oeste rosarino con el del noreste de Inglaterra, llamado Sunderland. “Según dicen, se lo puso la viuda que donó el local. Al por qué se lo dieron, no lo sabemos”, admite sobre el nombre casi igual al del club inglés (aunque más acriollado) que lo primereó, ya que fue fundado el 17 de octubre de 1879. 

En los colores, al parecer, buscaron quedar bien con la ciudad entera, ya que –según indica el entrevistado– “el amarillo es por Central y el negro por Newell’s”.

Este hombre que hoy es primer vocal pero que antes pasó por casi todas las comisiones directivas de la entidad que tanto quiere y de la cual es vecina, revela entre risas que ha “renegado bastante” durante los largos años que le tocó hacerse cargo de la tesorería. Pero admite: “En estos últimos años se han hecho un montón de cosas muy buenas, con muchos jóvenes. Han hecho la mejor gestión de todas”.

El elogio le da pie al actual presidente, Jeremías Salvo, para contar que “el club fue normalizado en 2015, recuperado por los vecinos”, y añade: “Comenzamos con 113 socios y hoy somos 300”.

En cuanto a las actividades en la actualidad (frenadas hoy por las restricciones debido a la pandemia), el también titular de la Red de Clubes de Rosario enumera: “Hay futsal, patín artístico, patín competición, voley, yoga, zumba, mucho tenis criollo. Además tenemos un sector social y durante el verano funciona la pileta”.

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Santiago Garat y Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Las naftas aumentaron un 3,5 por ciento promedio en el país

Entró en vigencia este sábado, es el segundo incremento desde diciembre de 2019. YPF argu