Este martes, las entidades bancarias públicas nacionales afectadas por el concurso de Vicentin respaldaron, a través de un comunicado, la propuesta de un grupo de productores agropecuarios y acreedores de la empresa Vicentin, presentada a fines de febrero para evitar su “desguace” y recuperarla.

“Consideramos muy positiva la iniciativa presentada por los propios productores, cooperativas y acopiadores damnificados”, resumió Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación, en la misiva.

Para Hecker, la propuesta permitirá recuperar la cerealera con sede en la provincia de Santa Fe y reducir la millonaria deuda que ese grupo empresario mantiene con las entidades bancarias y el resto de los acreedores.

El directivo destacó que se base en “el reconocimiento de las deudas para todos los actores involucrados; la separación en la gestión de la empresa de quienes la condujeron al default y la participación, junto a los productores, del Estado provincial y nacional en la búsqueda de una solución sustentable en el tiempo y que permita la recuperación de la producción y los puestos de trabajo”.

“Desde ya es sólo un puntapié inicial y hay que trabajar en los puntos específicos de la propuesta”, remarcó Hecker, y anticipó que el Banco Nación estaría dispuesto a financiar a los productores originadores -como lo viene haciendo- si avanza esa iniciativa.

La opinión del Nación es compartida por el Provincia, el Ciudad y el BICE que sostienen como objetivo la recuperación de los créditos y la reactivación de la actividad productiva, aseguró el comunicado.

Vicentin mantiene una deuda con las cuatro entidades financieras estatales, que supera los US$ 500 millones, recordó el Banco Nación. La iniciativa fue suscripta por más de 70 firmas agrícolas de la región que, en conjunto, suman acreencias por más de US$ 120 millones y a la que posteriormente se sumaron acopiadores, cooperativas y operadores de bolsa.

Los principales puntos de la propuesta, que para los productores originadores representa la “única alternativa” para volver a poner en marcha a Vicentin, son capitalizar gran parte de las acreencias que generará la perdida de participación de los accionistas actuales; planes de pagos, a quienes no capitalicen, con quitas y/o espera; acuerdos con acreedores de granos para asegurar el abastecimiento; acuerdos con acreedores financieros para asegurar el capital de trabajo; y separar de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas.

La iniciativa destaca la importancia de que una parte significativa de los acreedores capitalicen sus deudas y se comprometan a aportar granos y capital de trabajo y considera económicamente inviable que un nuevo accionista aporte el capital de trabajo necesario para poner en marcha la compañía y cancelar el pasivo.

“Hemos estudiado en profundidad las alternativas para este tipo de reestructuraciones y creemos firmemente que la participación del Estado nacional y el de la provincia de Santa Fe serán imprescindibles para poder llegar a una solución”, concluyó el comunicado.

Fuente: Télam

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Horacio Rosatti fue elegido como el nuevo presidente de la Corte Suprema

Sin la participación de Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco, el Máximo Tribunal