La actividad agrícola está constituida por diversas etapas y tareas esenciales para su correcto desarrollo. Desde sus inicios, las herramientas y la tecnología  fueron elementos cruciales para la evolución de la agricultura.

En este marco, se destacan las múltiples maquinarias agrícolas, que, dependiendo de su especialidad resultan esenciales para el trabajo en el campo. Actualmente, existen diversas clases de maquinarias que facilitan y optimizan al máximo cada una de las tareas agrícolas. 

En esta nota, repasamos brevemente algunas de las más importantes, cuáles son sus características específicas y cuál es su aporte específico a la actividad agrícola. 

Sembradoras

Como su nombre lo indica, esta maquinaria resulta esencial para el momento de la siembra. Gracias a su tecnología, no solo permite sembrar grandes extensiones en poco tiempo, sino que además facilita otras tareas como la fertilización de la tierra. 

Al mismo tiempo, los modelos más modernos de sembradoras Agrometal, por ejemplo, ofrecen muchas prestaciones y ventajas para los usuarios, aumentando al máximo la rentabilidad. Entre ellas, por ejemplo, se destaca la posibilidad de obtener información exacta de la cantidad de semillas por hectárea o la distancia entre cada línea de siembra. 

Tractores

Sin dudas, una de las maquinarias más importantes y esenciales para el trabajo agrícola es el tractor. Este vehículo se destaca tanto por su versatilidad para optimizar diversas tareas como por su potencia.

En el mercado, existen diversos modelos y marcas que se adaptan a las necesidades de cada productor. Entre los más elegidos de la actualidad por sus amplias ventajas, se destaca el modelo de tractor John Deere 730.

Aperos de labranza

Al momento de arar o labrar el suelo, resultan esenciales los aperos o arados de laboreo, como también se los conoce. Dependiendo de la profundidad de trabajo y del momento, existen diversas clases de maquinaria que pueden ayudarnos con esta tarea.

Al momento de elegir esta maquinaria, también es importante tener en cuenta cuál será nuestro objetivo. Por ejemplo, podemos buscar nivelar el suelo, airearlo, descompactarlo o eliminar malas hierbas. Cada uno de estos fines nos orientará para elegir el apero que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Cosechadoras

Los cultivos son el objetivo esencial de la actividad agrícola. En este marco, las cosechadoras se posicionan como las maquinarias necesarias para garantizar su calidad al momento de recogerlos. La función principal de esta tecnología es la de segar, trillar y limpiar el grano durante la etapa de la cosecha.

Estas maquinarias permiten cosechar grandes cantidades de cultivos en poco tiempo. Esto resulta clave, ya que permite recoger el producto cuando está maduro y, así, garantizar que mantenga sus propiedades y calidad.

Equipos para insumos fitosanitarios

Por último, podemos destacar los equipos para la aplicación de insumos fitosanitarios. Estos productos son esenciales para cuidar la calidad y sanidad de los cultivos. Gracias a ellos, es posible prevenir plagas y enfermedades.

Sin embargo, al tratarse de sustancias químicas, es sumamente importante contar con los equipos adecuados para su correcta aplicación. Por ello, es fundamental utilizar pulverizadores, sistemas de fertirrigación y espolvoreadores, por ejemplo.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun