La cartera de Desarrollo Productivo creó un Gabinete de Género cuya coordinadora, Paula Basaldúa, destacó como “de vanguardia”. La funcionaria se reunió con cooperativistas y mutualistas y abogó por “autonomía económica” para frenar la violencia.

La transversalización de las políticas de género es uno de los objetivos que el gobierno nacional se fijó desde su asunción y se expresa con experiencias como la del Ministerio de Desarrollo Productivo, área considerada en otros tiempos como poco vinculada a la defensa de los derechos de las mujeres. Desde noviembre del año pasado, la cartera a cargo de Matías Kulfas institucionalizó su Gabinete de Género, coordinado por Paula Basaldúa, que califica como “de vanguardia” ese espacio, en el que no se hace “política para mujeres”, y sí “se incorpora la perspectiva de género” a todos los programas y acciones generales apuntadas al desarrollo productivo y económico.

Basaldúa dio cuenta de su entusiasmo por la tarea que le tocó asumir en un diálogo con el eslabón al que le hizo lugar en la apretada agenda que cumpliera en Rosario y Santa Fe hace unos días, convocada por la referente cooperativista Edith Encinas para reunirse con dirigentes de cooperativas y mutuales de la provincia.

“Nos llevamos que todavía hay muchísimas dificultades por resolver; la pandemia ha dejado muchas esquirlas en la población y hay que seguir atendiendo y escuchando esas demandas”, evaluó la funcionaria nacional, tras las reuniones y visitas a cooperativas y mutuales.

A la vez, remarcó que “también hay muchas oportunidades” de dejar atrás esas esquirlas. “Lo que visualizo en esta provincia es una gran capacidad del sector cooperativo y mutual de fomentar redes de trabajo comunitario”, ponderó, hecho que consideró valioso de cara a “las agendas que se vienen”.

“Hablamos del tema de políticas de cuidado en cuestiones de género y las posibilidades que tiene este sector para dar respuestas a esas demandas y a lo que tiene que ver con la prevención de la violencia hacia las mujeres. En ese proceso que es tan complejo, cooperativas y mutuales tienen una lógica distinta a la del capitalismo salvaje y están muy ancladas a lo territorial, a lo que pasa en sus comunidades, desde varios sentidos, no sólo el económico; por eso tienen muchas posibilidades de poder ofrecer servicios, acompañamiento, infraestructura, para que esas mujeres puedan salir de la situación de violencia”, señaló Basaldúa.

Al mismo tiempo, instó a que “la labor social de muchas mujeres del sector cooperativo y mutual” redunde en “autonomía económica” para ellas. “Son empresas sociales, pero son empresas; y cuanto más fortalezcamos a las mujeres de esas empresas para que tengan autonomía vamos a estar dando una doble respuesta: generando empleo, producción, trabajo decente; y también en la prevención de la violencia doméstica dando esa autonomía”.

Esa “doble respuesta” que plantea Basaldúa es un buen resumen de los objetivos del Gabinete que coordina en un Ministerio de los más “grandes” y bajo mirada permanente en esta etapa, en el que se siente respaldada.

“Nuestra experiencia es sumamente positiva por un primer factor que tiene que ver con el compromiso con el tema de nuestra autoridad máxima, que es el ministro Matías Kulfas.

La creación de este gabinete la pensamos con el ministro, con una institucionalidad que es de vanguardia, porque implica que su propio gabinete trabaja, bajo mi coordinación, la perspectiva de género en sus programas y acciones en las distintas secretarías. Además, a este gabinete lo integran referentes de organismos descentralizados entre los cuales está el Inaes (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), lo que nos da una potencia de trabajo que es muy vanguardista, que conlleva resultados muy buenos. El año pasado, cuando lanzamos el Gabinete en noviembre, enseguida lanzamos 39 iniciativas con enfoque de género. En el primer semestre ya eran 65, y ahora son muchas más”, celebró.

“Las tres patas que siempre digo son la decisión política, la capacidad técnica y el presupuesto”, sumó luego la funcionaria, que mantuvo reuniones con integrantes del Consejo Provincial de Asociativismo y Economía Social y visitó las plantas de las empresas recuperadas rosarinas Mil Hojas y La Cabaña.

“Hay una política fuerte de acompañamiento a pymes, cooperativas y todos los sectores del entramado productivo para avanzar con la recuperación post pandemia”, aseguró también Basaldúa. “Ahora que tenemos otro escenario, el ministerio tiene vigentes un montón de herramientas de apoyo para que vuelvan a crecer y apalancar ese crecimiento, como créditos, aportes no reintegrables, instancias de capacitación. En ese marco se lleva esta política de género transversal, para que todas esas herramientas tengan un enfoque que incluya a las mujeres en esa recuperación”, subrayó.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Manolo Robles y Laura Hintze
  • Dos veces con la misma red

    Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro
  • El dictador revolucionario

    Se reeditó Catilina, de Ernesto Palacio, libro en el que el autor vuelve sobre la figura d
  • Las cajas de Pandora

    El politólogo Diego Añaños analiza el mundo de las offshore y el modo hegemónico de reprod
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro