Durante estos días se difundió una iniciativa que se dio a conocer a través de un petitorio y que fue generada por un grupo de fiscalas y funcionarias del Ministerio Público de la Acusación (MPA) a partir de inquietudes individuales, personales para “repensar las prácticas y para exigir que se cumpla la ley”.

Así lo expresó Luciana Vallarella, Fiscal en la Unidad de Violencia de Género del Ministerio Público del Acusación, entrevistada por el programa ‘Poné la pava’ de Radio Rebelde Rosario 99.3.  “En nuestra provincia hay una ley que establece la paridad de género en el acceso a los cargos y sobre todo hay un párrafo que habla del Poder Judicial, entonces ésta movida es para exigir el cumplimiento de esa ley”, subrayó la funcionaria judicial e informó que “desde que se inició el nuevo sistema de Justicia Penal se renovaron dos veces las autoridades, tanto de la Fiscalía general como de las cinco Fiscalías regionales y siempre fueron ocupadas por varones”.

La fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Luciana Vallarella.

Actualmente de los cinco fiscales regionales y fiscal general, sólo es María Eugenia Irribarren (Región Rosario) quien cumple este rol jerárquico, y su ascenso fue consignado por el fiscal general Jorge Baclini en interinato, en reemplazo de Patricio Serjal, quien debió dimitir por la escandalosa causa en la que fue señalado junto al ex fiscal Gustavo Ponce Asahad de filtrar datos en una investigación a cambio de coimas en el mercado del juego clandestino.

“Los cargos deberían renovarse el año que viene con lo cual los concursos deben llamarse este año, por la tanto nuestra iniciativa promueve que desde el llamado a concurso se tenga en cuenta la cuestión de género porque también exigimos que a la hora de la conformación del Tribunal que va a evaluar a los concursantes, también exista la paridad de género”, remarcó Vallarella y añadió: “Entonces ya en ese momento de definición nos parece importante la presencia de una mujer con formación y compromiso en la perspectiva de género. Porque esas decisiones que tomen tienen incidencia directa con el acceso a la justicia de las mujeres, entonces esa mirada nos parece imprescindible justamente para que no haya esas situaciones de injusticia”.

La Fiscal en la Unidad de Violencia de Género del Ministerio Público del Acusación sostuvo que en los últimos años y sobre todo en Rosario “ha cambiado la mirada de los jueces y se evidencia cierta sensibilidad en cuanto a la cuestión y en las decisiones que se toman sobre todo en primera instancia en los casos de violencia de género. Pero esto no sucede en toda la provincia, porque obviamente falta mucha información y aún falta mucha sensibilidad”.

Por último, al ser consultada sobre cómo influyó la aplicación obligatoria en todos los ámbitos del Estado de la Ley Micaela, Luciana Vallarella remarcó su importancia pero subrayó que “no sirve solamente hacer el curos, sino que también exige mucha más formación que tiene que venir de la mano de un cambio de mirada y de un compromiso que no se agota en esa ley”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“Que me miren a la cara y me digan qué delito cometí”

A más de un año del allanamiento sin orden ni testigos y en una causa plagada de irregular