En su último partido como profesional, Marco Ruben se anotó en la victoria de Rosario Central ante el Pincha por 3 a 1, en la fecha final de la Zona B. Ferreyra y Véliz marcaron los goles restantes; Piñeiro descontó en la visita.

Rosario Central derrotó a Estudiantes de La Plata, en un Gigante de Arroyito colmado para despedir a su máximo goleador, Marco Ruben, por la última fecha de la Zona B del torneo local, que ya tenía al Pincha clasificado puntero, y al auriazul eliminado.

Los goles del dueño de casa fueron convertidos por Luciano Ferreyra y Alejo Véliz, en el primer tiempo, y por el propio Marco Ruben, en el complemento. Gonzalo Piñeiro descontó en el final para el Pincha, plagado de juveniles.

Central jugó mejor en el primer tiempo cuando la pelota pasó por sus volantes, laterales y delanteros, en especial por Benítez y Ferreyra. El goleador Ruben avisó a los 8 minutos cuando tocaron por derecha Martínez, Ferreyra y Montoya, cuyo centro fue cabeceado apenas desviado, cerca del palo derecho.

Pero al minuto Flores perdió la pelota en su campo y Ruben asistió a Ferreyra por la izquierda del área, quien enganchó y clavó un derechazo magistral abajo, junto al segundo palo, en el primer grito de un Gigante colmado como hacía mucho tiempo no se veía.

Central redondeó su gran comienzo a los 29 minutos cuando Marcelo Benítez habilitó en gran forma a Montoya, por la derecha, cuyo centro fue empujado al primer palo por Alejo Véliz, en otro buen gol por la jugada.

Estudiantes, que jugó con suplentes porque ya estaba clasificado a los cuartos de final como puntero, mejoró en el final del primer tiempo y llegó a los 45 minutos cuando Komar la perdió en la salida con Toledo, quien habilitó a Marinelli, pero el arquero Servio salvó en gran forma y la pelota cayó cerca del segundo palo.

Hasta que a los 7 minutos del complemento llegó el momento más esperado de la noche: Damián Martínez la metió larga para Lucas Gamba por la derecha, quien mandó el centro a Ruben, que se pasó de largo y quedó de espaldas al aquero, pero se acomodó y definió con una media vuelta de zurda, en la tercera y mayor explosión del Gigante.

Apenas tres minutos después Ruben asistió a Véliz quien remató entre las piernas del arquero, pero Beltrán salvó en la línea.

Estudiantes se revitalizó con los cambios ante un Central que se cansó y así descontó a los 30 minutos cuando el ingresado Ramírez remató desde la derecha del borde del área, Servio salvó a medias y el también suplente Piñeiro tomó el rebote por la punta derecha del área y la clavó en el ángulo superior izquierdo.

El empuje de Estudiantes le alcanzó hasta el último minuto de descuento, cuando Servio desvió a su izquierda un buen tiro libre de Kociubinski, que Orozco remató desde la izquierda a las manos del arquero.

El final encontró el estallido del Gigante de Arroyito, que celebró una victoria con la que peleará por escapar del último lugar de la tabla, condimentada por la emoción de despedir al máximo artillero de Central y de fútbol rosarino, con 105 goles en 261 partidos.

Marco Ruben se despidió volando por el aire tirado por sus compañeros, rodeado después por sus familiares y amigos y con un gran cuadro con su camiseta, que mostró a los hinchas mientras saludó a las cuatro tribunas dobles del Gigante de Arroyito, que se empilchó de domingo para despedirlo.

Fuente: Télam

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto pide más retenciones para separar precios internos de los internacionales

“Tenemos que hacer algo para que los precios internos se desacoplen de los internacionales