Mujeres 8M

 

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió que en sus escuelas se utilice en documentos oficiales y que las y los docentes enseñen contenidos curriculares escritos con lenguaje inclusivo. Argumentan que es una medida más ante los bajos resultados obtenidos en lengua por los alumnos porteños realizados por la Caba tras la pandemia.

En la Circular 4/2022 el Ministerio de Educación porteño, que encabeza Soledad Acuña, ordenó a las/los docentes desarrollar las actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales “de conformidad con las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales para su enseñanza”.

La medida “aplica únicamente a los contenidos que dictan los/as docentes en clase, al material que se le entrega a los/as estudiantes y a documentos oficiales de los establecimientos educativos”.

En su fundamento para prohibir el uso de las “e”, “x” y “@” el Gobierno de la CABA, que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, destaca que los resultados en lengua obtenidos por las y los estudiantes en las evaluaciones realizadas tras la pandemia “no son buenos” y que en “comprensión lectora tenemos un retroceso de casi 4 años”.

Según Larreta, su gobierno “extendió el calendario escolar, sumó horas de clase, se abrieron escuelas los días sábado, se brindaron nuevas capacitaciones docentes, se inició un plan de fluidez lectora y que a esas medidas se le suman la regulación del uso de la e, x y @ por parte de los/as docentes”.

“Es una medida para facilitar la forma en que nuestros chicos y chicas aprenden y adquieren el lenguaje”, destacó la cartera porteña en su resolución y agregó: “La lengua española brinda muchas opciones para ser inclusivo sin necesidad de tergiversar la lengua, ni de agregar complejidad a la comprensión y fluidez lectora”..

Precisó que la Real Academia Española en el informe sobre el lenguaje inclusivo y cuestiones conexas, ha sostenido que “el uso de la @ o de las letras «e» y «x>> como supuestas marcas de género inclusivo es ajeno a la morfología del español”, y que “corresponde como tarea primordial del sistema educativo promover el desarrollo del lenguaje oral y proporcionar conocimientos y capacidades básicas de lectura y escritura (…)”, al tiempo que cita experiencias similares en Francia y Uruguay.

En octubre de 2021, el gobierno brasileño prohibió el uso del lenguaje inclusivo en proyectos culturales que aspiren a financiación con recursos públicos y también en las escuelas. “Los artistas, escritores o creadores que deseen financiación de sus iniciativas con recursos del Estado no podrán usar las expresiones todes, tod@s o todxs en las obras que produzcan, ni ninguna otra palabra que emplee la e, la x o el símbolo @ para reemplazar el género masculino o femenino de una palabra”, señaló oportunamente el diario Página 12.

El veto fue impuesto en un decreto publicado en el Diario Oficial por la Secretaría de Cultura del Gobierno de Jair Bolsonaro, que en más de una oportunidad hizo declaraciones machistas y homofóbicas.

Según el texto de la norma impulsada por Bolsonaro, quedaba “vetado el uso y/o utilización, directa o indirectamente, de lo que ha comenzado a ser conocido como lenguaje neutro (inclusivo)”.

Un mes más tarde, la Corte Suprema de Brasil suspendió la aplicación de esa ley, que prohibía también “la enseñanza en las escuelas públicas o privadas de nuevas formas de expresión de la lengua portuguesa, como el lenguaje inclusivo o neutro”.

Nuevas formas de violencia

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) repudió la resolución del Ministerio de Educación porteño que prohíbe la utilización del lenguaje inclusivo en las escuelas y aseguró que de esta forma “despliega nuevas formas de violencia hacia aquellas infancias y juventudes que no se reconocen en el masculino o el femenino como constitutivo de su identidad”.

“Lo que no se nombra no existe: Negar desde el lenguaje a las infancias y adolescencias trans y no binaries constituye un ataque al derecho a la identidad de todes y cada une, y a ser en un ambiente en el que la diversidad es respetada”, remarcó el sindicato en un comunicado.

Para la UTE esta iniciativa “forma parte de la ofensiva de la derecha en la educación. Prohibir el lenguaje inclusivo es la expresión de un proyecto pedagógico político conservador y contrario a conquistas democratizadoras”.

En este sentido apuntó que el lenguaje “es una construcción colectiva que está en permanente transformación y que construye realidades” por lo que “les docentes continuaremos construyendo una escuela pública e igualitaria para todes, reconociendo y abrazando amorosamente a todes y cada une de nuestres estudiantes”.

Fuentes: Télam, UTE, Página 12

Nota relacionada:

Una herramienta política para dar batalla

 

Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis