En un duelo de necesitados, la Lepra le ganó 2 a 0 al Granate, en el estadio Marcelo Bielsa, por la fecha 14. Los goles de Franco Ortellado (ec) y Guillermo Balzi redondearon un gran primer tiempo del local, que sufrió en el inicio del segundo la expulsión de Nazareno Funes.

Después de un largo tiempo sin cosechar triunfos (ocho encuentros sin ganar en el torneo local), Newell’s volvió a sumar de a tres. Lo hizo en su casa y con gran merecimiento, ante el también alicaído Lanús, dirigido ahora por Frank Darío Kudelka.

El rojinegro arrancó al frente, no sólo en manejo de juego, sino también en el marcador. Porque a los 25’, la fortuna estuvo a su favor cuando el defensor granate Franco Ortellado, en su afán de despejar la pelota proveniente de un córner, la metió en su propio arco con un suave toque de cabeza.

La Lepra era más que su rival, aunque dejaba huecos en el fondo. Tomás Belmonte apareció en soledad por detrás de toda la defensa rojinegra, metió un frentazo, pero encontró bien parado al arquero Lautaro Morales. Y más cerca del final de la primera parte lo tuvo Facundo Pérez, que observó vía libre y se mandó, conectó de aire el balón, y la mandó muy alta.

Newell’s había amenazado nuevamente con un remate lejano del joven delantero Brian Aguirre que hizo lucir a Fernando Monetti. Y todo el estadio pidió un penal de José Sand, por una clara mano dentro del área, que el árbitro Fernando Espinoza no cobró ni siquiera con la ayuda del VAR.

El dueño de casa no se dedicó a cuidar el resultado, y continuó metido en campo rival. Esa intención dio sus frutos a los 43’, cuando llegó el segundo grito de la tarde. Guillermo Balzi recibió una gran asistencia de Pablo Pérez, y estuvo a la altura con una buena definición en el mano a mano ante el arquero.

Los dirigidos por Javier Sanguinetti eran muy superiores al Granate, y buscaron seguir con esa tendencia en el segundo tiempo. Pero en otro fallo polémico, nuevamente en contra de Newell’s, el hombre de negro expulsó a Nazareno Funes, en apenas 5’. Espinoza vio intención en un manotazo del joven delantero leproso contra Diego Braghieri, y a instancias de la tecnología cambió amarilla por roja.

De todas maneras, y pese al repliegue obvio por tener un hombre menos en el campo de juego, las más claras fueron del conjunto del Parque Independencia. La mejor fue una corrida de Aguirre, que definió al palo. El ingresado Francisco González tuvo una similar, que dio al costado de la red. Y no hubo mucho más. Lanús apenas pudo empujar, pero no lo suficiente como para inquietar a Morales.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del