La escalada inflacionaria y la pérdida de poder adquisitivo llevó a varios gremios a exigir revisiones en los acuerdos salariales. Docentes de la UNR rechazaron la oferta; los de la UTN aceptaron; profesionales de la salud paran; Municipales negocian.

Las administraciones de los gobiernos nacional y provincial tienen varios frentes abiertos de negociaciones salariales, en el marco del contexto inflacionario y de pérdida de poder adquisitivo del bolsillo de las y los trabajadores. A raíz de esa situación, no son pocos los sindicatos que solicitaron reapertura de paritarias.

La docencia santafesina, tanto del sector público (Amsafé) como del privado (Sadop) iniciaron este martes la primera de las tres jornadas de paro de la semana, que continuarán este miércoles y jueves. Después de varias jornadas de lucha, fueron convocados por el gobierno provincial recién para el ¡2 de septiembre! Pero el bolsillo de las y los maestros no tiene los mismos tiempos que la Casa Gris.

La UNR no, la UTN sí

Los docentes universitarios, en tanto, también se sumaron a esta demanda. Los de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) nucleados en Coad anunciaron una huelga para este miércoles 24 y jueves 25, al rechazar el acuerdo al que llegó su Confederación gremial, Conadu, con el gobierno nacional.

El rechazo a la revisión salarial fue “contundente”, según indicaron. El 96,5 por ciento consideró que la pauta es insuficiente, mientras que tan sólo al 1,5 le pareció suficiente y el 2 por ciento se abstuvo. En ese sentido, un respaldo similar (92 por ciento sobre el total),  sostuvo la moción de hacer un paro de 48 horas los días miércoles 24 y jueves 25 junto a las asociaciones de base nucleadas en Conadu Histórica.

“Si la propuesta era tan buena como para firmar en cuestión de minutos, ¿qué problema hubiera habido en ponerla a consideración de las y los compañeros docentes?”, se preguntaron desde la Asociación Gremial de Docentes e Investigadores de la UNR, al reprochar la falta de consulta de Conadu con docentes de otras universidades nacionales.

En un comunicado, la entidad gremial afirmó que el paro de este miércoles y jueves es “para expresar el rechazo a la pauta salarial por insuficiente, y para poner en evidencia el malestar en relación a la estrategia de negociación de la dirigencia de Conadu”. Y agrega: “Para recomponer verdaderamente nuestros ingresos hay que hacer un giro de 180° en la forma de negociar”.

“La consigna «que los salarios le ganen a la inflación» nos pone a correr de atrás los índices de precios y nos deja siempre rezagados. Por eso insistimos con el planteo de que el salario mínimo de un docente de jornada completa tiene que ser equivalente al Salario Mínimo, Vital y Móvil estimado en 178.000 pesos al mes de julio”, concluye el escrito.

Por su parte, la seccional local del sindicato de docentes universitarios de la UTN, Fagdut, aceptó la propuesta del 21 por ciento de aumento para el resto del año. Además, acordó una nueva revisión salarial en octubre y consiguió un bono para las y los docentes de las menores categorías.

Los incrementos serán escalonados: 7 por ciento en agosto, 5 en septiembre y 9 en diciembre. Esto se suma al 41 por ciento alcanzado a principio de año. “Pusimos énfasis en que se adelantaran las discusiones de revisión que iban a llevar adelante en septiembre y se respondió con este nuevo acuerdo, lo que refleja que se cumple lo que el gremio gestiona en los adelantamiento de la convocatoria, por lo que celebramos esta reacción del Gobierno Nacional y de nuestros dirigentes para no seguir perdiendo nuestro poder adquisitivo”, indicó el secretario general de Fagdut Rosario, Eduardo Marostica.

En tanto, la vicepresidenta del sindicato, Daniela Díaz, expresó: “En octubre nos volveremos a sentar las partes, existe una preocupación de nuestros afiliados y queremos acercar los tiempos de revisión salarial porque no sabemos a cuánto llegará la inflación en diciembre. Queremos ser convocados en plazos más cortos en un promedio de dos meses entre cada paritaria para no generar amplios desfasajes entre salario e inflación”.

Un analgésico para el bolsillo

Este martes y miércoles, el Sindicato de Profesionales de la Salud (Siprus) continúa con su plan de lucha, con paros en centros de salud y hospitales provinciales, sin asistencia a los lugares de trabajo. “La actitud del gobierno provincial de estirar la convocatoria a paritarias hasta septiembre es una clara actitud de sometimiento a los trabajadores y trabajadoras”, explicó el titular del gremio Diego Ainsuain, sobre los motivos de la medida de fuerza.

Foto: Prensa CTAA Rosario

El secretario general del sindicato de profesionales de la sanidad expresó que “en una provincia con superávit de la cuentas públicas, sumida en la violencia y el humo, es inentendible que el gobierno provincial de Omar Perotti esté buscando que este conflicto continúe”. 

“El ajuste que pretenden hacer lo terminan pagando, además de las y los trabajadores, la población que se queda sin salud y educación”, analizaron desde Siprus, que este miércoles junto a docentes públicos y privados realizarán una acto a las 10 frente a Casa de Gobierno en la ciudad de Santa Fe.

Municipales a la mesa (de negociación)

Representantes de intendentes, presidentes comunales y de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (Festram) se reunieron este lunes para comenzar nuevas negociaciones salariales, tal como se había previsto en el acta firmada en julio pasado.

Foto: Prensa Festram

En un parte de prensa, la entidad que nuclea a trabajadores municipales de toda la provincia explicaron que la reunión de este lunes correspondió a la Cláusula de Revisión prevista oportunamente a los fines de analizar la evolución de la política salarial fijada para el corriente año”.

“Las partes analizaron la aplicación del acuerdo paritario del mes de Julio, que representó el adelantamiento de los dos últimos tramos acordados en marzo y la decisión de acortar la convocatoria a paritaria para revisar la evolución salarial, lo que representó un beneficio para los trabajadores en un contexto de escalada inflacionaria, ya que impidió una tensión entre las partes y un escenario de conflictividad en el sector y en la comunidad”, indicaron.

Por último, desde la Festram agregaron que “asimismo, se consideró la evolución de los índices inflacionarios y las alternativas para arribar a un acuerdo que determine la política salarial a aplicarse en los Municipios y Comunas en el último cuatrimestre del año”. Las partes volverán a verse las caras el 8 de septiembre próximo.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

¡Viva la Scaloneta, cabrones!

En un duro partido, la Selección Argentina derrotó 2 a 0 a México, por la fecha 2 del Grup