“Yo siento que estoy viva por Dios y por la Virgen”, dijo este jueves la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en referencia al atentado que sufrió el pasado 1 de septiembre en la puerta de su casa en Recoleta. La vicepresidenta recibió en su despacho del Senado a curas villeros, de Opción por los Pobres y hermanas laicas y religiosas e hizo referencia al intento de magnicidio que que sufrió en la puerta de su casa en Recoleta.

“Quería que mi primera actividad pública o fuera de un despacho fuera con ustedes”, expresó la ex mandataria, visiblemente emocionada. “Me pareció, que si tenía que agradecer a Dios y la Virgen, tenía que hacerlo rodedada de curas por los pobres, curas villeros, hermanas laicas y religiosas”, afirmó.

También destacó que le hubiera “gustado” estar en la misa por la paz de la que participaron dirigentes del Frente de Todos, pero no “quería entorpecer” con su presencia lo que “era un momento especial”. También comentó que habló con el Papa Francisco. “Los actos de odio y violencia siempre son precedidos por palabras y verbos de odio y violencia”, recordó que le dijo el Sumo Pontífice.

Cristina tomó la palabra hacia el final del encuentro, luego de que distintos referentes religiosos le manifestaran su apoyo, con sentidos discursos, tras lo que le tocó vivir. Por curas OPP habló Ignacio Blanco, por los curas Villeros lo hizo el padre Lorenzo «Toto» de Vedia y por las religiosas Ana Maria Donato.

Fuente: Télam

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

La UNR abre una nueva escuela secundaria

Es con orientación en ciencias sociales y humanísticas. La inscripción se realiza desde es