La apertura del libro de pases arrancó en desventaja para Rosario Central, que pierde para la temporada que viene a varios jugadores importantes de su columna vertebral. Diego Rodríguez difícilmente continúe custodiando el arco, ya que Independiente no quiere saber nada con un nuevo préstamo y exige la compra. En la defensa perdió a Javier Pinola (pasó a River); en el medio a Damián Musto (ficharía en el Tijuana de México); y en ataque a Teófilo Gutiérrez (regresó al Junior de Colombia).

Uno de los primeros apuntados por la dirigencia es Néstor Ortigoza, quien desechó la renovación de un año que le ofreció San Lorenzo, y quedó con el pase en su poder. El Gordo ya tiene una oferta del auriazul, y su respuesta estaría en los próximos días. «Central me seduce, es un club grande, siempre juega con cancha llena, hablé con el Colo (Mauro Cetto, flamante manager) y me interesa la propuesta”, admitió el volante.

En la última línea, Central posó sus ojos sobre el colombiano de Independiente Santa Fe Bogotá, William Tesillo. La propuesta ronda el millón de dólares, por el 50 por ciento del pase. En la zona baja, el entrenador Paolo Montero también busca incorporar a Rafael Delgado, un conocido de la casa, para reemplazar al lateral Víctor Salazar, que emigró al Ciclón a cambio de 1,8 millón de dólares, por el 80 por ciento del pase.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Memorias de wines

El periodista Ricardo Gotta publicó Los 7 locos del fútbol, libro con las pintorescas hist