Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Tarde tensa en el parque. Un clima espeso y enrarecido se respiraba este lunes por la tarde en la zona del Coloso. Un amplio despliegue policial y muchos hombres de seguridad del club le daban el contexto de alto riesgo al choque de los del parque con los de Temperley.

A los periodistas, la Policía les pedía documentos y les revisaban mochilas y bolsos donde llevaban sus elementos de trabajo. Tan minucioso operativo de seguridad contrastó luego con casi una docena de bombas de estruendo que se arrojaron desde la popular en donde se ubica la barrabrava.

Y hasta tan exhaustivos controles se les escaparon, además de las bombas, el ingreso de una bandera de Rosario Central que fue exhibida desde temprano en la tribuna inferior que da al Hipódromo y que fue quemada en partes, lo que provocó la suspensión del partido por varios minutos, dos veces consecutivas.

Por fortuna, y a pesar de estos claros intentos por empiojar la ya tensa situación institucional del club del parque –al final el partido estuvo a punto de suspenderse justo cuando el rojinegro tenía una jugada a favor–, la cosa no pasó a mayores de milagro: esto es, si en uno de los escasos contragolpes el Gasolero embocaba a Luciano Pocrnjic, nadie podía asegurar en qué se hubiera convertido esa olla a presión que era el estadio ñulista en la tarde-noche.

El partido fue tan chato que anestesió hasta al leproso más embroncado y solo al final, con la impotencia por las nubes, surgió a modo de desahogo el estruendoso insulto, desde los cuatro costados del estadio, al presidente. Pero esta vez no fue a Mauricio Macri, como en casi todos los estadios del país, sino al mandamás rojinegro Eduardo Bermúdez.

Hasta hubo un momento de división: mucha gente insultó a los barras que tiraban bombas y se trepaban a los alambrados porque ponían al borde de la suspensión el partido, justo en una jugada de pelota parada a favor de Newell`s.

Discusiones, puteadas y gritos desencajados se fueron apagando.

Al  sonar el silbato final los hinchas se fueron, refunfuñando pero rápido y sin más, y hasta se aplaudió tibiamente al equipo en un gesto de reconocimiento a la actitud, más allá de la pobreza exhibida de uno y otro lado.

Newell’s -que tuvo en el banco como DT interino a Fabián Garfagnoli por la salida de Juan Manuel Chocho Llop-, lleva cuatro partidos sin victorias y 500 minutos sin convertir un gol,  mientras que Temperley aún no pudo ganar en lo que va de 2008.

Lo que se dice pobreza y cero para todos.

Síntesis:

Estadio: Coloso Marcelo Bielsa
Árbitro: Nicolás Lamolina.

Newell´s: Luciano Pocrnjic; José San Román, Joaquín Varela, Fabricio Fontanini, Fernando Evangelista; Hernán Bernardello, Braian Rivero, Denis Rodríguez; Héctor Fértoli, Joaquín Torres y Luis Leal. DT: Fabián Garfagnoli (interino).

Temperley: Josué Ayala; Agustín Sosa, Ignacio Bogino, Williams Riveros, Marcos Pinto; Fernando Brandán, Federico Fattori, Adrián Arregui, Leonardo Di Lorenzo, Matías Orihuela; y Fabián Muñoz. DT: Gastón Esmerado.

Cambios en el segundo tiempo: 10m Brian Sarmiento por Rodríguez (N), 24m Víctor Figueroa por Torres (N), 25m Nicolás Demartini por Boggino (T), 34m Sebastián Martelli por Sosa (T), 41m Enzo Cabrera por Fértoli (N).

Más notas relacionadas
  • Matar por matar

    Hubo movilizaciones en Chile contra la violencia institucional que tuvo como víctima un ma
  • Ecuador en una grieta expuesta

    Arauz, delfín político de Rafael Correa, venció al cerco mediático y las fake news. Se abr
  • La línea ecuatorial que divide la región

    Con las elecciones se tensa otra vez la pulseada política en Latinoamérica. El candidato d
Más por Ernesto Ávila
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Dudas y certezas

La reunión del Consejo Federal de la Hidrovía ratificó su continuidad en manos privadas. A