Tras el reclamo de concejales y taxistas, la Municipalidad suspendió la habilitación de la empresa extranjera que ofrece en la ciudad servicios de remises y taxis, modalidad prohibida por ordenanza. Ediles y tacheros celebran la medida.

El municipio local le bajó el pulgar a Cabify, que momentáneamente no podrá funcionar en la ciudad hasta que no cumpla con la ordenanza local que prohíbe a una compañía ofrecer el servicio de remisería y taxi a la vez, entre otras irregularidades de la empresa.

La Secretaría de Transporte y Movilidad local dispuso, mediante una resolución publicada este jueves, “la suspensión preventiva de la autorización” de la empresa, a la que le reclama que en un plazo “improrrogable de 48 horas adecúe la prestación de su servicio a la habilitación otorgada y a la normativa que la rige, bajo apercibimiento de revocación de la habilitación mencionada”.

La suspensión de la habilitación de la plataforma digital de movilidad por “infringir ordenanzas” que regulan el servicio de transporte en la ciudad fue ampliamente celebrada por taxistas peones y titulares de taxis, que la semana pasada se movilizaron al Concejo Municipal a reclamar contra la app.

“Estamos contentos y felices de que se hagan cumplir las normas como corresponde”, festejó José Iantosca, de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar). “No tiene que venir una multinacional con la idea de que le hagan una ordenanza con un trajecito a medida sin invertir nada en el país y llevarse un 30 por ciento de recaudación del transporte, porque vienen por todo el transporte, no sólo por los taxis, eso hay que dejarlo claro”, agregó en diálogo con LT8.

Por su parte, el concejal justicialista Eduardo Toniolli, publicó en su cuenta de Twitter: “Celebro la decisión de la Secretaría de Transporte de la Municipalidad de Rosario que, en cumplimiento de lo votado por el Concejo, suspendió la habilitación de Cabify en nuestra ciudad, hasta tanto cumpla con la normativa local”.

“Estamos satisfechos por la intimación a Cabify, es lo que veníamos reclamando a la Municipalidad. Se trata de evitar que este tipo de empresas se abusen de una posición dominante”, añadió el edil.

La aplicación móvil que contacta a usuarios o pasajeros con choferes se encuentra activa en doce países, entre ellos Argentina, y en 2016 se instaló en Rosario donde llevó a cabo varias pruebas piloto de su servicio pero encontró una fuerte resistencia de los prestadores del servicio de taxi y remis locales.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Becas: de la inclusión al mérito

Durante los casi cuatro años de Cambiemos, el Programa Progresar creado en 2014 sufrió rec