La estampida del dólar y la incertidumbre económica apenas horas después de las Paso conmovió al país y los legisladores locales Sukerman, Toniolli, López Molina, Irizar, Teep, Estévez y Miatello, reflexionan sobre un presente complicado.

En la semana del tembladeral político y económico, con la mega devaluación que llenó de angustia e incertidumbre a trabajadores, desocupados, jubilados y excluidos, un grupo de ediles rosarinos reflexionaron a partir de un interrogante que ofició de disparador: cómo lee la actual situación política y económica.

“Un vaso de agua para quien estuvo tres años y medio tomando agua de mar”, así definió el concejal Roberto Sukerman las medidas tomadas por Cambiemos para amortiguar la crisis desatada por la mega devaluación post resultado de la elección Primaria. Además de la preocupación que comparte con quienes tienen responsabilidades en algunos de los niveles del Estado, y la población en general, destacó la incertidumbre “con una conducción del país que nos está llevando a situaciones aún peores a las que condujeron en estos tres años y medio”.

“Por lo tanto espero que tengan la responsabilidad que se requiere para estos casos, que sean respetuosos de la voluntad popular y que podamos tener la mejor transición posible y que le dejen el país lo más ordenado posible a Alberto Fernández”, dijo el edil. En su opinión “lo que pasó el lunes con los mercados financieros, el aumento del dólar y la feroz devaluación, fue absolutamente provocado por el Gobierno, quiso que pasara eso, tal como ese día dijo el Presidente al echarle la culpa a quienes ganaron la elección, lo que implica echarle la culpa al pueblo argentino que los votó”, dijo el edil.

Según Sukerman, queda claro también que las “medidas tardías que se tomaron en este manotazo de ahogado del día miércoles, no tienen forma de paliar lo que viene sucediendo con la falta de poder adquisitivo, los tarifazos, lo que esperamos es poder tener de acá a fin de año, la situación económica, social y política, lo más tranquila posible”.

“Veo este momento con mucha preocupación por la resultante no de lo que votó la población como quieren hacernos creer, sino de un grupo reducido de actores económicos que son los dueños de todas las cosas en la Argentina, básicamente los Bancos y por supuesto sus empleados, el elenco político del gobierno de Cambiemos que ha intentado llevar estos días a una crisis de revancha contra los argentinos y sus decisiones”, describió el concejal por el PJ, Eduardo Toniolli.

“Vamos a confiar precisamente en esta decisión, que no sólo se va a mantener con firmeza en octubre sino que se va a profundizar y a partir de diciembre vamos a poder dar un nuevo rumbo al país que tendrá que ver con el trabajo, la producción y la inclusión de la mayoría de los argentinos y no con este modelo que está fundando en la valorización financiera y en la especulación”, afirmó.

Para el concejal Rodrigo López Molina (Cambiemos), el actual es un momento de “incertidumbre que arranca en lo político pero necesariamente tiene un impacto en lo económico, con lo cual la primera responsabilidad institucional de todos los dirigentes políticos, los que gobiernan y los que aspiran a gobernar, es intentar bajar ese nivel de falta de certezas”.

En su opinión, lo que “hubo el domingo hubo no fue una buena elección para el gobierno nacional, hay un espacio político que aspira a sucederlo y sacó una cantidad de votos importantes, pero sólo es una instancia preliminar, la elección por los puntos, como en el fútbol, será el 27 de octubre”. Y dijo que además hubo otra elección, “la de los mercados que no son entelequias, son personas que compran y venden bienes y servicios, y toman sus decisiones en función de otros parámetros que no son los que se definen en una elección política y eso disparó la situación de las principales variables macroeconómicas”.

“Quienes formamos parte de Juntos por el Cambio, creemos que podemos dar vuelta la elección, pero después hay en todos una responsabilidad institucional que tiene que ir en paralelo porque todo lo que haga la política en estos meses, tiene un impacto directo en la economía nacional y eso significa en cada uno y sobre todo en los sectores más vulnerables”, concluyó López Molina.

Para la portavoz del socialismo pero desde Consenso Federal, Verónica Irízar definió el momento como muy complejo. “Otra vez la famosa grieta nos pone en situación de quiebre, de una gran crisis económica y social que seguramente será muy dura de remontar porque hemos vivido otras crisis”, afirmó. Además, consideró que el hecho de haber perdido las elecciones el gobierno de Cambiemos, “ha generado este cimbronazo de la devaluación, que creo que estaba planificada y aprovecharon la excusa electoral”, enfatizó la edila.

Según Irízar, es fundamental garantizar la gobernabilidad porque en estos contextos siempre pierden los más débiles “las grandes empresas están cubiertos antes riegos, y el que no se puede cubrir es el que vive de su salario o ingreso fijo. Es fundamental un compromiso de todas las fuerzas políticas, el presidente tiene que dedicarse a gobernar, dejando de lado la campaña, la población le dio un mensaje muy claro en las urnas que parece difícil revertir de acá a octubre, por eso tienen que tratar que tenga el menor costo para los argentinos”.

Desde Ciudad Futura, Caren Tepp dijo que existe una gran preocupación frente a la intención de los mercados y del sistema financiero internacional de condicionar las democracias como viene pasando en la región, en los distintos países, condicionando la voluntad popular con fines extorsivos”, dijo la edila. 

Y fue por más, “al mismo tiempo creo que hay tranquilidad en gran parte del pueblo argentino, en que las elecciones del domingo pasado han demostrado un límite a esta política económica nacional y apuesta a un cambio de etapa a partir del 10 de diciembre y creo que esto es interesante porque, es necesario dejar de retroceder, poner un límite a este gobierno neoliberal para empezar a  avanzar”.

Por su parte, Enrique Estevez, candidato a diputado por Consenso Federal, destacó la preocupación por el actual momento. “Si bien la situación económica es difícil, claramente la empeora la situación política que va más allá de un resultado electoral sino que va a la poca capacidad de diálogo que se viene construyendo en nuestro país desde la época del kircherismo y que continuó como principal estrategia Mauricio Macri”. Para el edil, la fuerza que integra propone “salir de proceso de confrontación permanente que convoca a la grieta, a través de una alternativa superadora con Roberto Lavagna a la cabeza”.

El justicialista Osvaldo Miatello, de Compromiso con Rosario, fue categórico al definir la preocupación que comparte junto a la mayoría del pueblo argentino. “Con sensación y convicción de que el Gobierno Nacional no está a la altura de las circunstancias con las variables económicas que se le han escapado y más allá de lo que hoy vemos en estadísticas, va a impactar fuertemente en la mayoría y sobre todo en los que menos tienen, así que preocupado y esperando que por lo menos reine el sentido común para enderezar la situación que estamos viviendo”.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Macri arruinó el Programa Nucleovida y el Plan Nuclear Argentino

El Observatorio de Energía, Tecnología (Oetec) entrevistó a especialistas del área para an