Agarrate Catalina desembarcó en Rosario con su carnaval uruguayo. Su líder, Yamandú Cardozo, afirmó que el show busca generar “posturas y maneras de ver el mundo que no vemos en los grandes medios, o en la comunicación hegemónica”.

Sucedió otra vez. La murga uruguaya Agarrate Catalina se encontró con su público dos años después, pero el rito siguió intacto. El público colmó el teatro El Círculo, subrayó con aplausos distintos momentos de La Involución de las Especies, y acompañó cantando las canciones del cierre, una especie de bonus tracks con los temas clásicos, entre ellos El tiempo me enseñó y La violencia. Fue una fiesta que, como en cada presentación, terminó en el medio de la calle, con redoblantes, platillos y percusión. El fervor de los fans fue la muestra de fidelización mutua, que cerró la noche. 

En clave de crítica y autocrítica, en formato de ironía, con humor, música, luces y colores, la murga presentó una vez más una lectura de la realidad en la que es imposible no encontrar espejos en los que identificarse, en el marco de la actualidad social y política. “En todos los espectáculos de la murga, teniendo el humor como apuesta central estética pero también conceptual, teniendo la ironía como elección artística, la sátira como herramienta y como puente, hacemos eso: fotos sociales pasadas por el filtro de la caricatura y desde ahí hacemos editoriales a nuestro tamaño, a nuestra escala, con nuestras herramientas, que son vecinal, barrial”, explicó Yamandú Cardozo, apellido de marca registrada en en el género oriental y que incluye a sus hermanos Martín y Tabaré. 

“Estas caricaturas, estas editoriales cosidas con humor, si no están en carnaval, si no las hace la murga, no están. Son posturas, lecturas, maneras de ver el mundo, de interpretar y de analizar, que no vemos en los grandes medios, o en la comunicación hegemónica. Por eso quizás, y conceptualmente, estoy enamorado de esta posibilidad de expresión como es el carnaval, es un pueblo entero editorializándose, editorializando su propia caricatura, denunciándose a través del humor”, describió.

Según Yamandú, la nueva apuesta con La Involución de las Especies tiene conceptualmente esa idea central, con temas muy variados pero siempre con “el bicho humano metido ahí adentro”. Y enfatizó: “En esta puesta seguimos con el análisis de la sociedad donde vivimos, de la manera de organizarnos, el sistema capitalista que se devora a sí mismo y que habilita entre otras cosas una sociedad hiper mega confrontativa, al extremo más negativo de la idea”.

En el show “hablamos del papel de los progresismos, de los movimientos humanistas, de las izquierdas en un contexto regional muy particular, hablamos de cómo los discursos de odio interactúan con la realidad, de la instalación de la realidad”, argumentó el director de la murga. Y añadió: “Esto que dicho así suena demasiado serio, va siempre con el humor como hilo conductor, tratando de que sea disfrutable, risible, no proponiendo un humor del estilo amnésico, que te haga olvidar de lo que estás viviendo. La intención de la murga y de la Catalina en particular es todo lo contrario”.

“Es conocer lo que sentimos en común que estamos viviendo, la diferencia es que proponemos un ángulo de mirada o de lectura distinto, que permita procesar eso con la ayuda, justamente, del humor que termina siendo un puente maravilloso”, enfatizó Yamandú, guionista de la murga. 

La obra así presentada llegó a Rosario en el marco de una situación de análisis ineludible: el odio en estado explícito en las movilizaciones de los seguidores de Bolsonaro, al perder las elecciones. Imposible no pensar en modo murga que caricaturizar el odio es justamente una buena herramienta de análisis, porque interpela, pone una astillita incómoda. “Lo entiendo de ese modo”, señaló el protagonista. Y dijo que lo contrario también ocurre: “Hay quien dice que el entretenimiento en sí mismo, sin otra sustancia que el entretenimiento, también regocija, pero para nuestra propuesta siempre decimos que la mirada tenga un intento de transformación, es decir, la denuncia como intento de transformación a nuestra escala, y ante eso, siento que es la única manera que tengo para aportar o para darme de lleno contra el odio, la prepotencia, la brutalidad, con el humor, la caricatura, la gracia, la complejidad”, subrayó.

Yamandú sostuvo que para ir contra la ruptura de todo el entramado social programado o no programado, es fundamental el tendido de puente desde lo artístico: “Contra lo absoluto, lo monopólico, lo hegemónico, lo obligatorio, contraponemos la belleza del pensamiento múltiple, de la autointerrelación. Frente al griterío de la propia propaganda va la autocrítica más dura y cruda, eso es lo que tenemos que ofrecer y compartir desde el arte popular, con amor, con compromiso, con risas, con alegría, sin liviandad boba pero también sin solemnidad”.

Todas las voces (rioplatenses) todas

Antes de fin de año, Tabaré Cardozo presentará un disco doble, con veinte canciones de su sentir como autor y de su tiempo, y la novedad es que contará con la participación de artistas argentinos. En la semana saldrá el video de uno de los temas que grabó con Soledad Pastoruti: se trata de Vidas comunes, que popularizaron Maximiliano Porciúncula y Zurdo Bessio, en una bella versión en vivo grabada en Cuba. El tema Treinta y nueve de febrero será el corte de difusión y posiblemente el título del álbum.

“Este disco tiene un par de particularidades, una de ellas es que tiene muchos invitadas e invitadas de Argentina. Además de Soledad, están Hilda Lizarazu, León Gieco, Juan Carlos Baglietto, Patricio Fontanet, Darío Giulino, Zambayonny. También hay músicos uruguayos como el Negro Rada, Julieta Rada, Ana Prada, la cantautora Maia Castro, de reciente incorporación en Agarrate Catalina, probablemente la futura directora de la murga”, comentó.

“Todavía no tiene nombre pero ya está pronto, están todas las canciones grabadas, hay una parte que son canciones que compuse hace mucho tiempo para Agarrate Catalina, pero que nunca las canté, por ejemplo, Vidas Comunes, con Soledada; El manifiesto, con Baglietto y La primera piedra, con León Gieco. Ésta es sobre la guerra de Irak, pero que hoy lamentablemente está vigente con otra guerra”, explicó. 

En el verano, Taberé presentará su disco en una gira uruguaya. En el otoño lo hará en Rosario.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Desde las entrañas

    En el marco del pasado 12 de Octubre, los pueblos originarios Mocoví, Qom, Corondá, Abipón
  • Bajo el agua

    Ladrillos inmensos, medio cocinados, medio crudos y de otra época, despiertan la curiosida
  • Ataque contra CFK: todos los odios el odio

    Andrés Carminati, docente de la Facultad de Humanidades de la UNR, analiza el intento de m
Más por Silvia Carafa
Más en Cultura

Dejá un comentario

Sugerencia

Gobernar cuesta un Perú

El Congreso de Perú aprobó con 101 votos la destitución del presidente, quien había disuel